La Liga de la igualdad

leisun_main_3402098b

Recuerdo las palabras que algún día pronunció Javier Aguirre, cuando dirigía al Osasuna y marchaba como líder de la Liga Española: «este no es nuestro sitio», argumentando que si bien era merecida la posición, los equipos pesados siempre terminan haciendo válida su categoría, esto aplica en la mayoría de las ligas, pero si existe una que tiene permiso para soñar con la paridad, es la Premier, por la repartición tan equitativa que realizan de las ganancias económicas, lo cual, se traduce en que si un equipo pequeño logra el ascenso, tendrá los fondos económicos para, de menos, ser competitivo, budget que algunas veces es mayor que el de algunos cuadros de media tabla en otras latitudes europeas.

Es posible que Aguirre tenga razón, Leicester no pertenece al segundo puesto, pero en esta liga todo puede suceder, de pronto los «gigantes» ya necesiten alguien que les dé un llamado de atención.