Por onceava ocasión en torneos cortos, el primero y segundo lugar se enfrentan en la final de la Liguilla, dándonos por primera vez una final entre estos dos felinos, ambos con estilos y realidades diferentes, pero siendo una final, todo puede suceder.

El León fue líder general y rompió varios récords en torneos cortos, por lo mismo, llega como favorito en las apuestas con una probabilidad de -110, sin duda una apuesta tentadora. Si piensas invertirle alguna lana a la final, puedes revisar el listado de sitios de apuestas de SBD que han sido calificados como seguros y legales.

Vámonos con el análisis de la final.

León por una temporada histórica

La fiera ha convencido y enamorado a todos durante el Clausura 19, siendo el mejor equipo del torneo regular, el más goleador y con mejor defensiva, jugando de tú a tú contra los grandes y plantándose en cualquier cancha para imponer condiciones y practicar un futbol agradable a la vista. Esta historia la hemos visto en muchas ocasiones en México, pero con muy pocos finales felices gracias al sistema de competencia.

Hoy, León logró cumplir los pronósticos y está en la antesala de su título número 8, pero no todo es miel sobre hojuelas, ya que en las semifinales hemos visto un rostro que no les conocíamos, teniendo que echar mano de la posición de la tabla para avanzar. Lo anterior puede dar indicios de que la inercia del equipo comienza a bajar, habrá que ver si con lo que tienen les alcanza para imponerse.

Principal Fortaleza

Hemos visto a pocos equipos con tal nivel de acoplamiento y efectividad como «la fiera», por algo hicieron polvo los récords en torneos cortos, cimentando su fortaleza en jugadores talentosos como Montes y Mena, siendo este último el MVP de la temporada y en quien seguramente estará la clave para un posible título.

Principal debilidad

A pesar de todos los récords, yo sigo pensando que el punto más débil de León está sentado en el banquillo. Si bien Ambriz logró contener al América cuando este tenía a tiro de piedra para eliminarlo, eso pasó más por la ineficacia del rival que por acierto de Nacho. A final de cuentas, el mano a mano ante Tuca lo termina perdiendo, veremos qué tanto es factor la nula experiencia del mexicano en finales.

Otra final más de Tigres

Pasan los torneos y lo de Tigres ya se ha hecho costumbre, la inversión y la continuidad al proyecto de Ferretti ha dado frutos instalándolos en las finales de a tiro por viaje, es más, hace apenas unas  disputaron la final de la Liga de Campeones aunque con resultados negativos. Pero para perder finales hay que llegar y los Tigres se han vuelto especialistas en llegar a esta instancia.

Entrando al tema cancha, Tigres no ha desplegado un gran futbol, y ha logrado avanzar haciendo el mínimo esfuerzo, manejando las series como solo el Tuca sabe hacerlo, en pocas palabras, el famoso Tucamión haciendo efecto.

Muchos dirán que no hemos visto el potencial completo de Tigres gracias a la mano del Tuca, pero si me preguntan, yo prefiero alzar títulos que jugar bonito, y me imagino que muchos comparten mi ideología.

Principal fortaleza 

Tigres sabe cómo afrontar este tipo de eliminatorias, a pesar de que a muchos no les guste el modo del Tuca, su estilo cansino de controlar las eliminatorias a veces le cobra factura, pero en muchas ocasiones resulta extremadamente efectiva y más cuando se trata de una final tan cerrada como la que se viene.

Principal debilidad

Hay que hacer hincapié en que los jugadores de peso no andan en su mejor nivel, Gignac estuvo demasiado tiempo fuera y a pesar de que contribuyó para que Tigres esté en la final, no el mismo que conocemos. Mismo caso de Enner Valencia que suma 1 gol en los últimos 11 partidos y que va perdiendo la confianza de Ferretti cuando en otras finales era una de las armas preferidas para acompañar al francés.

¿Qué esperar de la final?

Yo espero una serie bastante cerrada, con Tigres anulando a León como lo hizo América en la ida, pero aprendiendo de los errores azulcremas, echando mano del GRAN momento de Nahuel Guzmán, quien es el principal artífice de que los regios estén en esta fase.

De León esperaría un domino de la posesión del balón durante ambas series, y que lleven mucha paciencia para tumbar el camión que pondrá Ferretti, ya que el rival estará a la espera de cualquier error defensivo para finiquitar la serie.