Una de las revelaciones de este torneo ha sido el equipo del bajío que mantiene un nivel futbolístico que lo tiene ubicado en los primeros lugares de la tabla de posiciones, pero qué es lo que hace de La Fiera un cuadro competitivo y como uno de los principales contendientes al título hasta el momento, veamos a continuación.

El factor Mena

¿Quién iba a decir que el jugador con desempeño mediocre en Cruz Azul el torneo pasado sería la estrella del Clausura 2019 con el León? Pues Ángel Mena se ha encargado de poner su nombre en los reflectores de la liga y con actuaciones contundentes en los partidos importantes que ha tenido La Fiera ha colaborado con goles y asistencias al por mayor. Actualmente el jugador ecuatoriano es sublíder de goleo tan solo con un gol menos que Rogelio Funes Mori que encabeza la lista, pero es el líder pasador de la competición con 5 asistencias.

Si Mena está bien, entonces el conjunto esmeralda también lo está, así que él es el corazón del equipo, sus dos dobletes ante América y ante Toluca lo confirman ¿Cuál extrañar a Boselli?

Ambriz

Hay que darle crédito a quien se lo merece y que León esté jugando bien al futbol es gracias a la dirección técnica de Nacho Ambriz, quien parece haber alcanzado la madurez total en su carrera con el cuadro del bajío. El torneo pasado Ambriz quedó a deber en su actuación, pero él sabía que habría oportunidad de hacer mejor las cosas y tomar su revancha, misma que puede ya estar disfrutando en el actual torneo Clausura 2019.

Nacho ya tiene experiencia en el banquillo y al menos en los dos últimos equipos donde dirigió logró un título (Concachampions con América y Copa MX con Necaxa) y su gestión con La Fiera no parece merecer menos, así que su candidatura como uno de los favoritos en el certamen de copa y liga es más que justo, que si de domar a una fiera se trata, Ignacio es el ideal.

Administración correcta

Seamos sinceros, poco reconocimiento se le otorga al trabajo de escritorio y a veces es el que más resultados da para que un club tenga éxito en el torneo, porque un equipo campeón se construye desde los cubículos y con base en las decisiones de los directivos. En León supieron hacer lo correcto, mantener a Nacho en el banquillo y darle herramientas para que pudiese trabajar mejor en el Clausura 2019 y cambiarle completamente la cara a un club que debe pelear sí o sí entrar a la fiesta grande del futbol mexicano.

El año pasado los esmeraldas terminaron en el escalón 14 con más partidos perdidos que ganados y con números en contra en cuanto a goles recibidos se refiere, pero eso no desmotivó el proyecto de Rodrigo Fernández, quien ya se ha hecho viejo en la dirección deportiva del León y no le tembló la mano para dejar ir a su máximo goleador de la institución en Mauro Boselli y arriesgó por traer a hombres como Sambueza, Mena y Campbell.

Así todo se conjuga para que desde abajo, el equipo de Guanajuato sea protagonista del torneo, candidato a pelear los títulos por los que compite y vuelva a rugir más fuerte que antes, vayan tomándolo en serio.