Portería

Ante la ausencia del inamovible Manuel Neuer, Alemania ha aprovechado para echar mano de su otra camada de grandes arqueros, con lo cual, nos podemos dar cuenta que este aspecto está muy bien cuidado y va para largo. Por un lado está el portero del Barcelona, Ter Stegen, que poco a poco luce más sólido y es el sustituto ideal de Neuer. Además, para esta convocatoria también son llamados Leno del Leverkusen y Trapp del PSG, el último ha perdido la titularidad -algo que yo no entiendo- pero creo que cuando Emery se marche del equipo francés éste volverá al marco principal por sus buenas condiciones.

La ausencia de Lloris en este juego nos demuestra que el marco no es una de las fortalezas de este equipo, tan solo basta con ver al eterno Mandanda defendiéndolo a pesar de no ser un arquero tan confiable, al menos no al nivel de los alemanes, y viendo el banquillo no mejora el panorama, con gente como Areola del PSG -quien por cierto le sacó la titularidad a Trapp- o al veterano Costil de Bordeaux. Poca materia prima, como tradicionalmente ha sido. (Me acordé del atroz Barthez)

Resultado: Ventaja Alemania.

Defensa

Seguimos con la renovada Mannschaft, que al igual que su rival actual, presenta una primera línea de poca edad pero tremendamente confiable. Como es costumbre, vemos aquí a medio Bayern, con el Hummels como estandarte, Kimmich y la nueva sensación Niklas Süle, a quien muero por ver con esta playera en el próximo Mundial. Además de los del Campeón, hay que poner atención en jugadores como Ginter (M’gladbach) o Rüdiger (Chelsea), opciones que no están en el radar, pero que pueden ser un buen revulsivo.

Deschamps ha formado una primera línea muy joven, pero con experiencia -la experiencia de perder una Euro en casa- que deberá dar el salto importante el próximo verano en Rusia. Nombres importantes como: Varane, Kurzawa, o el propio Samuel Umtiti deberán ser la columna vertebral de la primera línea de los galos. Para este duelo, vemos que se ha llamado a viejos conocidos como Jallet o Koscielny, aunque dudo que lleguen a la convocatoria final, ya van pa’ abajo

Resultado: Ventaja Francia.

Mediocampo

Aquí es donde los caminos se separan, el mediocampo alemán es de temerse, hasta creo que es trampa jugar con todos juntos. Toni Kroos, Mezut Özil, Julian Draxler, Sami Khedira, y eso que Reus no está porque siempre se rompe. Además tenemos complementos interesantísimos como Stindl o Can. Sin duda, este es cuarto de máquinas que mueve todo el accionar del Campeón del Mundo y de donde saldrán las esperanzas para repetir el cetro en el verano.

Al contrario de su rival, Francia palidece mucho en este sector del campo, aunque también cabe aclarar que su estilo de juego no pasa tanto por tener mediocampistas que conduzcan el esférico, sino que esta zona sea mas de transición. Por lo mismo, nos topamos jugadores de estilo más práctico como Matuidi, Rabiot o Sissoko, o meramente de recuperación y fortaleza como N’zonzi.

Resultado: Ventaja Alemania.

Delantera

Qué tiempos aquellos en los que Alemania nos presentaba delanteros fuertes y gigantescos. Hoy la fisonomía del alemán ha cambiado, son bajitos, habilidosos, y muy veloces. Las alas del equipo son Younes y Sané, y con el del City on fire no dudo que también brille en este amistoso. El encargado de la pólvora será Timo Werner, quien en ausencia de Müller (lesión) deberá demostrar que su buen paso por el RB Leipzig no se queda en la Bundesliga.

Los franceses tienen dinamita pura en el último sector del campo, con jugadores que de conectarse pueden ser uno de los mejores tridentes, pero que desafortunadamente acusan de ser poco constantes y terminan jugando papelones de ridículo como pasó hace unas semanas en la eliminatoria con Luxemburgo. Nombres como: Griezmann, Martial, Mbappé, Coman, Lacazette o Giroud ya los quisiéramos todos para nuestro combinado nacional.

Resultado: Ventaja Francia.

Entrenadores

No creo que haya mucho que discutir, Joachim Low es uno de los mejores entrenadores de los últimos tiempos, poniendo el ejemplo de cómo se debe llevar a cabo un proceso mundialista, cumpliendo esta temporada su 11va temporada como entrenador de la Mannschaft. Su proceso luce sólido, renovado, y con mucha materia prima, así que dudo que haya un entrenador que se le pueda acercar, al menos en el plano internacional.

La gestión de Deschamps ha dado muchos tumbos, muchos piensan -me incluyo- que no tiene la capacidad para comandar a la nueva generación tan talentosa que poseen los franceses, y más después de haber perdido una final en casa el año pasado.

Resultado: Ventaja Alemania