Recuperar protagonismo

Es precisamente en el torneo local donde el Liverpool tiene la oportunidad de trascender después de terminar a media tabla o en segundo lugar en las últimas décadas. A casi un año de la llegada de Jürgen Klopp al banquillo de Anfield, se nota la diferencia de un conjunto mediocre a uno que busca más con base en un fútbol ordenado y eficaz.

Tras el arranque en estas tres primeras jornadas de la liga el conjunto de Klopp se ubica como segundo de la general, sólo por detrás de su odiado rival el Manchester United, que lleva paso perfecto, incluso están por arriba de clubes como el Manchester City, el propio campeón Chelsea y el Arsenal a quien recién vapulearon 4-0 en el puerto. Jugadores clave en la ofensiva ya están funcionando y entre Sadio Mané, Firmino y Mohammed Salah llevan nueve goles en cinco partidos (dos de Champions y tres de Premier), siendo una tripleta llena de verticalidad que promete muchas alegrías.

Es muy complicado que mantengan el ritmo hasta el final del torneo, pero si lo hacen de aquí a mitad de campaña, podremos hablar de algo serio más allá de una simple ilusión de inicio de torneo.