Han transcurrido nueve fechas de la Liga Mx, la que ha dejado movimientos importantes en la Tabla General y tan solo a dos equipos con una regularidad importante de cara a la próxima Liguilla.

A continuación, lo Grandioso y Decepcionante de la fecha 9.

Lo Grandioso:

La Liga gira en torno a 2 equipos que se han mantenido en la regularidad de la campaña, tanto Toluca y Tijuana se han convertido en planteles que reflejan una madurez en la competencia, de la cual han sacado buenos dividendos en los presentes partidos.

Toluca ha regresado a la victoria, misma que no gozaba desde su último cotejo el cual derroto a Pachuca en el mismo Infierno, desde entonces, la escuadra choricera reportaba 2 empates y una derrota, pero el triunfo ante el Atlante le regresó confianza a la escuadra de Enrique Meza.

El balance futbolístico de los Diablos ha sido bueno, pues aunque han mostrado flaqueza en algunos enfrentamientos, el arsenal del medio campo les ha otorgado un balance considerable que encadena las jugadas hacia la ofensiva.

Los Xoloitzcuintles de Tijuana se han consolidado en la liga mexicana como un equipo de bravura y garra, algo que ha distinguido al plantel de Antonio Mohamed, el mismo que ha cosechado 20 unidades en 9 fechas y con 7 juegos sin caer en la campaña, algo que no es nuevo ya que desde la llegada del Turco a los rojinegros ha perdido pocos encuentros.

Aunque la salida de elementos importantes en el medio campo y la delantera no pesaron, el equipo tijuanense se ha mantenido en un b alance favorable y está a pocas unidades de meterse a su segunda Liguilla de manera consecutiva, mostrando buen futbol y convirtiendo su plaza en una de las más peligrosas dentro del balompié azteca.

 

Lo Decepcionante:
Tal parece que el egocentrismo que se formó en Pachuca se apoderó de ellos. Tanto elementos como técnico han demostrado con acciones que no van para el mismo rumbo, al contrario, parece que ahí se maneja de otra manera, una manera que no ayuda a un club que se caracterizó por ideas acertadas y el mantener a un plantel unido y hacerlo ver cómo una familia.

Hugo Sánchez y su plantel han quedado a deber en la Liga MX, el actual Tuzo no da miedo ni en casa ni de visita, además de que los dimes y diretes entre el técnico, jugadores y directivos han carcomido el proyecto poco a poco.

Si bien es cierto que los hidalguenses se encuentran en una zona mediana rumbo a la clasificación, el plantel parece que no ha entendido el verdadero poder del balón sobre elementos de buen cartel en un lugar, quizá, equivocado.

Pachuca debe de estar consciente que está muy lejos de ser aquel equipo que levantó la mano para considerarse importante en México, algo que hoy en día ha perdido con el futbol tan pobre y decisiones erróneas mostradas en una directiva que poco se equivocaba, ahora parece que se acostumbraron.