Por fin hemos visto a los 16 participantes de la ronda definitiva de la Champions, y ahora sí tenemos un mejor panorama de quién es quién en el torneo máximo de clubes de la actualidad. Así que, sin mas por decir vámonos a las conclusiones finales que nos dejó la segunda semana de partidos de ida en los Octavos de la Shempions -como diría Mourinho-.

El Barça ya no es lo que era

Yo sabía que el Barcelona no venía bien, pero no los esperaba taaan flacos. Su visita a Stamford Bridge se resume en puros pases laterales y retrasados; menuda inoperancia, Para fortuna de la afición culé, el Chelsea andaba tan generoso que les colaboró con el gol del empate con una distracción masiva de la defensiva para que Messi ocupara las portadas rompiendo el maleficio de no anotarle al conjunto londinense.

En fin, el cuadro de Valverde «se llevó el gato al agua» regresando a Camp Nou sin desventaja y con un golecito de visitante bajo el brazo. La verdad, no creo que pierdan la eliminatoria, pero aguas en la siguiente ronda.

El techo del Chelsea

Creo que hemos visto uno de los mejores partidos de la temporada para el Chelsea, y aún así no le valió para mucho, y tuvo todo que ver el planteamiento de Antonio Conte. Si tuviera que resumir el partido, el Barcelona tuvo el balón, el Chelsea las de gol y nada más no la metió, faltó contundencia. Lo anterior me hace más ruido a sabiendas de que en la banca estaban Morata y Giroud, el último enrachado tras su debut.

Pero bueeenooo, Conte tiene una última vida y es en Camp Nou. Yo dudo que salga vivo.

El verdadero candidato

Yo no sé qué tiene Jupp Heynckes que le sienta tan bien al banquillo del Bayern, y es que pareciera como si el tiempo se hubiera congelado desde la última vez que lo ocupó, aquella cuando se llevó el triplete y jugaba por nota. Hoy, el gigante alemán está jugando con el libro bajo el brazo, comenzando a apretar en el momento justo del campeonato y me parece que es el equipo más enrachado de la actualidad.

Algunos argumentarán que el Besiktas se quedó con 10 muy temprano, pero siendo sinceros, este equipo es capaz de clavarle los mismos 5 goles con o sin ese hombre en el campo.

La verdad ya quiero verlos contra un rival de peso, va a ser muy emocionante.

«El evangelio según Mourinho»

El Manchester United de Mourinho regresó a la ronda de eliminación directa mostrando un estilo típico del técnico portugués, con el evangelio de cómo jugar series de ida y vuelta escrito por él bajo el brazo, tratando de manejar los tiempos del partido para que no sucediera nada entorno al esférico, y lo único que sucedió fue que el Sevilla se frustró de tanto intentar perforar el marco sin éxito aparente.

Pero ya conocemos a «Mou» que le encanta especular con este tipo de competencias, aunque a muchos no les guste, y lo peor es que habitualmente termina saliéndose con la suya para molestia de sus detractores.

Si bien no consiguió gol de visitante, esto apesta a que en Old Trafford pisarán el acelerador un ratito y cerrarán la serie, todo al más puro estilo del «mourinhismo».

Nos vemos en semana y media, cuando los partidos de vuelta se hayan disputado.