¿MITCH TRUBISKY EL NUEVO DAK PRESCOTT?

Cuando los Pittsburgh Steelers seleccionaron al mariscal Joshua Dobbs con el pick 135 de la cuarta ronda en el Draft 2017, llegó la comparación inmediata con Dak Prescott, seleccionado exactamente igual el año anterior y quien después daría una de las mayores sorpresas de la temporada. Ya en la práctica, lejos está el nivel y estilo de Dobbs de Prescott así como sus posibilidades de ser titular siempre y cuando Roethlisberger esté sano.

La comparación, sin embargo, debería estar en otro lado. Me refiero al mariscal Mitch Trubisky, seleccionado por Chicago con un segundo pick que casi les costó medio equipo y que les ganara cantidad de críticas, entre otras cosas, por la aparente afición de Mitch a los archirivales Packers.

Muchos nos olvidamos, también, de que John Fox es un buen desarrollador de Quarterbacks con todo y que ni enterado estaba de lo que planeaba la gerencia de Osos, pero fuera de eso, la sorpresa parece darla Trubisky por méritos propios.

El Quarterback se ha mostrado bastante bien en cada uno de los snaps jugados en su pretemporada. El chico cuyo reporte de scouting decía que era inconsistente en la toma de decisiones, que le faltaba visión de campo y que era constantemente sacudido bajo presión, cambió por uno que lanza seguro de sus decisiones, con precisión, paciencia y presencia en la bolsa. Sus cifras son al menos mejores de lo que muchos hubiéramos pronosticado: 3 TD por cero intercepciones al día de hoy.
Más aún. Trubisky ni de cerca tiene la gran línea ofensiva de Prescott o un backfield del todo confiable, y por el momento ha lidiado bien con ello.

¿El próximo Dak? Tal vez no, pues repito, no está rodeado por el mismo talento en ambos lados del ovoide y aún no se gana la titularidad, pero en definitiva puede ser la sorpresa de este año más allá del récord con el que termine Bears.