Siempre ver a un equipo ahogarse en las profundidades de la tabla porcentual, es dramático para todo aficionado del futbol, en especial cuando este es parte de tu alegría o tristeza. Lobos Buap llega a la jornada 16 del Clausura 2018 con pie y medio en la división de plata y es que sólo ha ganado 9 de los 32 juegos, sin embargo el milagro es posible y más porque depende de los botines de los jugadores y sobre todo el discurso que el “Borita” pueda ejecutar.

Malas decisiones

Y es que si bien es cierto Rafael Puente del Río sólo consiguió 9 victorias de 30 partidos dirigiendo a la jauría en la Liga Bancomer, el accionar del equipo no era malo, incluso podría decirse que perdió muchos puntos por proponer partidos en lugar de cerrarse, un claro ejemplo son sus solo 5 empates. Quizá el juego prepositivo del DT fue su misma tumba y de ahí sus 16 derrotas. Un error despedirlo cuando el ex-director técnico de BUAP nos había mostrado ser un excelente orador, pues en este momento, ese trabajo de ya más de 1 año y una charla motivacional puede ser fundamental para la salvación.

La presión mediática y porque no, traiciones dentro del plantel orillan a la directiva a cometer el más grande error, cambiar de caballo a mitad del río.

SE BUSCA MILAGRO

No es lo mismo nadar en una alberca olímpica buscando una medalla de oro, a nadar en medio del océano por tu vida, algo así le pasa al equipo poblano, pues nadie duda que ganen dos partidos de forma seguida en nuestra irregular liga, la duda entra cuando millones de dólares se vienen encima de todo una plantilla.

Lobos visita la fortaleza de acero para enfrentarse a un Monterrey donde el turco Mohamed sólo busca credibilidad, en lo que se antoja un juego bastante complicado, para después cerrar en casa en la segunda edición del nuevo clásico poblano; que alegría podría ser salvarte a costa del rival de tu ciudad…o de lo contrario la peor humillación.

No hay más tiempo para reinventarse, la moneda está en el aire y Lobos espera que el fantasma de aquel milagro Monarca aún ronde el nuevo estadio de Nuevo León.

LA CLAVE PODRIA SER…

La parte final del párrafo anterior, ya que la combinación para seguir en el máximo circuito pudiera ser empatar en MTY y ganar el clásico para obligar al Veracruz a sumar 6 puntos. En caso que se dé la campanada y el “Borita” sume 6 puntos, estaría descendiendo al equipo escualo y, en caso de perder el próximo sábado el conjunto de la Benemérita buscaría en la caja fuerte para poder seguir en el máximo circuito.

Daniel Alcántar debe emplearse el discurso de los 120 millones y convencer a sus jugadores de matarse el próximo sábado y ganar el partido complicado, una victoria en Monterrey sería un embrión anímico y sobre todo meter en la mente de los jugadores el no darse por vencidos ni aun vencidos, pues para muchos podrían ser sus últimos partidos en la Liga MX.