Su efecto en el resto

madrid-previa-160914

Las repercusiones de la lesión de Modric han pasado desde Kroos hasta, en menor medida, al mismo Cristiano. Empecemos por James e Isco. Inicialmente, ambos tenían el mismo panorama: retrasar su posición. Con experiencia previa en el trivote, Isco se erigió como uno de los mejores de la plantilla este año, aunque su discurso siempre ha sido más de hacer piernas, porque flaquea posicionalmente, sobre todo a la contra. Con James pasa igual, mucho oficio, pero a diferencia del español, Rodríguez es un jugador de casi nulas características defensivas. Y como decíamos arriba, ni Bale, Cristiano o Benzema dejan de añorar a Modric. Por momentos el ataque es muy predecible, sobre todo ante defensas cerradas. Aunque los merengues tienen buen pie y son nítidos en 3/4, el ’19’ aportaba mucho en elaboración, sacando rivales desde su propio terreno y limpiando la salida, que hoy se limita al toque repetitivo y sin revolución.