trofeo ligamxAntes de comenzar el actual torneo Clausura 2014, se pensaba que esta podría ser una buena campaña, gracias a que una buena cantidad de equipos mostraban tener planteles amplios, y que con la cercanía hacia el Mundial de Brasil, varios jugadores podrían elevar su rendimiento para así colarse a la lista final de Miguel Herrera.

Sin embargo, el torneo finalmente decepcionó, ya que aparte de ver un nivel futbolístico generalmente pobre a lo largo del semestre, de cara a la Liguilla existen varias oncenas quienes luego de tener rendimientos de regulares a malos y contar con un porcentaje menor del 50% de efectividad, todavía aspiran a tener un lugar en «la fiesta grande del futbol mexicano». Y existen varios ejemplos de ello.