EL FUTURO


México sigue estando bien parado en las categorías inferiores gracias al arduo trabajo de Raúl Gutiérrez. El problema es que esos jugadores sufren mucho para dar el salto a la primera división y cuando finalmente lo dan, se desploman al poco tiempo. Los jugadores de la selección campeona su-17 en 2011 está perdida en el tiempo, los jugadores más destacados son Carlos Fierro y Marco Bueno, pero tampoco son de tanta envergadura en sus equipos.

El futuro no suena nada prometedor, a este paso tendremos una liga con muchos goles, muchos extranjeros y naturalizados (que no se podrán utilizar en Selección), y una minoría de mexicanos que tratará de ponerle frente a la sobre población de extranjeros.

Por último, hay que tener en mente que los únicos responsables de esta falta de referentes mexicanos en la liga es, únicamente, de los miembros de la federación que, al crear un torneo tan corto, obligan los técnicos y directivos de los equipos a pedir resultados inmediatos, violando, así, un proceso de desarrollo de jugadores, al traer a un extranjero experimentado.