La Selección debe persuadir a la afición con un buen accionar ante Perú.

La Selección debe persuadir a la afición con un buen accionar ante Perú.

Mucho se ha criticado sobre  los juegos moleros que juega la Selección Mexicana de Futbol en EUA. Sin embargo, en esta ocasión es favorable que se dé este juego ante los sudamericanos.

El objetivo base de este duelo, que se da una fecha que NO es FIFA, es sin duda sacar dinero y cumplir el contrato con SUM, que abarca jugar varios partidos en territorio gringo.

Aunque es esta ocasión, el encuentro ante el equipo dirigido por Sergio Markarián, tiene varios puntos que le servirán al conjunto de José Manuel de la Torre.

Da click en más, y checa las ventajas de este amistoso.

 

 

Ganar en confianza.

Los jugadores buscan un triunfo que los reivindique.

Los jugadores buscan un triunfo que los reivindique.

Este año no se ha podido ganar. El equipo ha empatado los 3 juegos que ha disputado en el Hexagonal Final de la CONCACAF. El Tri ha mostrado una faceta gris, que no convence a nadie e  incluso a los jugadores se les ve nerviosos, inestables y desconfiados.

Este amistoso ante la selección blanquirroja se debe ganar, y puede ser un punto de despegue para que los jugadores mexicanos recuperen en autoestima, nivel de juego y que se vuelven a sentir capaces de desarrollar su mejor futbol con el Tricolor.

Aunque también hay que verlo del otro lado del campo, una mala actuación haría crecer las dudas sobre el seleccionado, y se agregaría más presión.

Lo bueno, es que todo depende del conjunto del Chepo, en sus manos está gustar, ganar, y golear.

Competencia.

Como Javier Cortés, hay varios que planean llegar para quedarse.

Como Javier Cortés, hay varios que planean llegar para quedarse.

Muchos futbolistas tomarán este partido muy en serio y se entregarán en la cancha para demostrar que pueden ser tomados en cuenta para Eliminatoria, Copa Confederaciones y/o Copa Oro.

Jugadores como Gerardo Flores, Israel Jiménez, Carlos Peña, Rafael Márquez Lugo, Javier Cortés y Luis Montes, deben demostrar que La Verde no les queda grande, y que tienen mucho que aportar.

Por otro lado, Pablo Barrera y Efraín Velarde quieren aprovechar su regreso a la Selección, para asegurarse un puesto.

Además, todos desean beneficiarse de la ausencia de los europeos, para desplazarlos del 11 titular y exhibir que no son indispensables en el combinado mexicano.

Por si fuera poco, hay que recordar que se necesitan aproximadamente 46 jugadores para el verano, 23 para la Copa Oro y 23 para Copa Confederaciones; por lo que el cuerpo técnico tiene una buena oportunidad para empezar a decidir los elementos que conformarán ambas escuadras.