NFC SURSeguramente muchos aficionados recordarán cuando en la temporada 2010, los Seattle Seahawks, ya en plena construcción bajo el mando del Coach Pete Carroll, accedieron a los playoffs con marca perdedora de 7-9 convirtiéndose en el primer equipo de la historia en lograr dicha «hazaña». Más aún tomando en cuenta que en los playoffs vencieron a los campeones New Orleans Saints, juego en el cual el corredor Marshawn Lynch protagonizó una de las escapadas más memorables de la NFL, pero esa es otra historia.
La razón por la que Seahawks pudo acceder a postemporada con un nivel tan mediocre se debió a que en su división, la NFC West, apodada ese año como la NFC «Worst», todos los equipos tuvieron un desempeño fatal, siendo los Carneros de San Luis quienes disputaron el título con Seahawks en el último juego y con casi la misma marca. Ni hablar de 49ers y Cardinals, que ese año se combinaron para 21 derrotas con récords de 6-10 y 5-11, respectivamente.

Esta temporada 2014, a pesar de que hay divisiones con nivel muy regular como la AFC Sur, donde sólo un equipo manda de forma clara, es su homónima en la conferencia Nacional, es decir, la NFC Sur, la que se erige como la peor división de la liga actualmente. Aquí ningún equipo tiene marca ganadora y de seguir así, emularía a la División Oeste del 2010, calificando a uno con récord perdedor a playoffs por segunda vez en la historia. ¿Lo irónico? Que esta división estaba proyectada para ser una de las mejores.

¿Qué sucede ahí? ¿Por qué potencias como Santos de Nueva Orleans o Halcones de Atlanta no han podido establecerse? ¿O por qué la dramática baja de juego de Carolina Panthers? Haciendo a un lado el azar, hay varias razones que hacen de la NFC South la NFC “Sucks“.