Carolina Panthers.
Récord: 3-4-1.

PANTERAS CAROLINATres victorias, cuatro derrotas y un empate. Ése es el primer lugar de la división y de ahí vamos hacia abajo. Después de la gran temporada que tuvieron el año pasado donde su defensiva fue protagonista ubicándose como la segunda mejor de la liga, las Panteras perdieron en la agencia libre  a elementos importantes como Steve Smith y Ted Ginn Jr, y por lo tanto se esperaba una baja de juego, pero no contaban con otros problemas extra cancha.

Debido precisamente a su buena campaña, tuvieron un pick bajo en el Draft (28), donde seleccionaron al WR Kelvin Benjamin, el cual llegó en calidad de urgente y a aportar de inmediato. Sumado a ello, la gerencia no hizo mucho por firmar a un «pez gordo». Incluso las Panteras comenzaron entrenamientos con un departamento de receptores verdaderamente preocupante, firmando al veterano Jerricho Cotchery y a Jason Avant cerca del cierre. Lo de los receptores viene a colación porque es uno de los aspectos que más ha sufrido este equipo. Pero ahí no termina todo.

Greg Hardy, pilar del esquema defensivo de Carolina, fue puesto en la lista de jugadores exentos por el comisionado tras su caso de violencia doméstica, y su regreso es prácticamente imposible esta temporada. Y el liniero Frank Alexander, quien se suponía llenaría ese hueco, fue suspendido (10 juegos) por segunda ocasión por reincidir en la política sobre uso de sustancias prohibidas. Su regreso, proyectado para diciembre, se ve casi como innecesario. Si bien es cierto que aún cuentan con otro estelar como el gran LB Luke Kuechly, tampoco puede él solo con todo, y el juego del domingo contra Seattle fue prueba de ello. Kuechly estaba por todos lados y tacleó cuanto pudo, pero le faltó asistencia.
Considerando este mal panorama, la verdad es que Carolina ha hecho un gran esfuerzo por mantenerse en la pelea. Incluso haciendo a un lado los juegos contra Pittsburg (37-19) y Green Bay (38-17), han mantenido marcadores relativamente cerrados.

Aún pueden corregir, pero se va a necesitar que su exigida defensa los tenga en el marcador y sobre todo de un Cam Newton que cargue con el equipo, misión que se ve difícil considerando las pocas armas que tiene. Por el momento tienen el primer lugar y su calendario les favorece. Veremos si toman ventaja de eso.