Jugador: Sammy Watkins.

Posición: Receptor.

sammy-watkins bills

Este era un candidato a novato del año sin siquiera haber jugado un minuto. Sammy Watkins, cuarta selección de Buffalo Bills en la primera ronda del Draft, fue uno de los jugadores que despertó más expectativas en todos los analistas. Y no defraudó, el de Clemson se ha convertido, guardando toda reserva, en el corazón ofensivo de Buffalo. Lo curioso es que estadísticamente está por debajo de otros candidatos con sólo 649 y 5 TD. Pero, no olvidemos, se perdió muchos minutos de juego por lesión.

La gran característica de Watkins y que hace que destaque sobre el resto, es que es un verdadero playmaker. Él solo le ha dado una nueva dimensión a la ofensiva de su equipo, aportando variedad y explosividad a pesar de la irregularidad que tienen para anotar. Por si fuera poco, bajo el mando de dos QB de estilo diferente, lo que podría desestabilizar a alguien que aún está asimilando el libro de jugadas. No con Watkins. Su adaptación a la NFL, al igual que el resto de los candidatos, ha sido asombrosa, y Watkins va camino a una temporada de mil yardas si recibe un poco más de apoyo. Por su forma de jugar y el rol que desempeña en el equipo, este receptor lleva la delantera en la carrera. ¿Cerrará así la temporada?

Posibilidades: Todas de su lado, siempre y cuando se mantenga sano.