Normalmente en años anteriores, el “trade deadline” no llamaba tanto la atención, ya que no se presentaban cambios de gran peso o que tuvieran gran impacto en el resto de la temporada, este año fue la excepción, y tuvimos la oportunidad de observar 3 cambios muy interesantes para equipos importantes, veamos quienes son los ganadores de estos intercambios:

Pats envía al QB Jimmy Garoppolo a San Francisco

(A cambio de una 2da ronda del Draft 2018)

Finalmente se terminó la historia de Garoppolo como reserva en los Patriots, durante el receso de temporada se comentó que podría salir en cambio incluso de selecciones más altas del pasado Draft, sin embargo, New England reafirmo su postura de que “Jimmy G” continuaría en la institución y seria eventualmente el reemplazo de Tom Brady. Esto no tenía sentido ya que el contrato de Garoppolo termina a final de temporada y se veía muy complicado que New England lo etiquetara como jugador franquicia y cobrara por un año como Kirk Cousins ($23MDD) para estar sentado en la banca. A final de cuentas, New England realizo lo que tenía que hacer, conseguir algo a cambio de un jugador que a final de año no iba a recibir nada por él.

No hay mucho video sobre lo que puede llegar a hacer Jimmy Garoppolo como QB en la NFL, únicamente ha lanzado 94 pases en lo que va de su carrera. Sin embargo, se habla de que Kyle Shanahan lo tenía listado como el mejor QB saliendo de college en el 2014 y al saber que CJ Beathard y Brian Hoyer no son la solución decidieron jalar del gatillo y llamar a New England.

Garoppolo en college mostró precisión, una de las mecánicas de lanzamiento más rápidas que haya visto, y excelente juego de pies. Con Shanahan diseñando y llamando jugadas es alentador el futuro de Jimmy como QB.

GANADOR: Me encanta el trade para San Francisco debido a que el sistema de su HC es muy amigable para el QB, en caso de que Garoppolo brille y se convierta en el QB franquicia que tanto han buscado solamente les habrá costado una de los dos picks de segunda ronda que tenían para el próximo Draft.

Miami envía al RB Jay Ajayi a Philadelphia

(A cambio de una 4ta ronda del Draft 2018)

Después de una de las actuaciones más anémicas de los Miami Dolphins ante Baltimore en la derrota 40-0, el HC Adam Gase comentó que el pésimo rendimiento de la unidad traería consecuencias, Ajayi fue el elegido y decidieron enviarlo a uno de los mejores ataques terrestres que tiene la liga hasta el momento.

El RB tiene un mundo de talento, sin embargo, en Miami se piensa que debido al estilo de juego que desarrolla, el cual lo lleva a recibir más castigo de lo normal para un RB le acortaría la carrera, además se habla de que tuvo muchos problemas de actitud y el HC se cansó al no ver mejoría en su comportamiento.

El terrible juego terrestre que ha tenido Miami esta temporada no es culpa de los RB’s completamente, la línea ofensiva ha jugado a un nivel desastroso y no generan huecos en ninguna defensa.

Philadelphia en cambio, tiene una de las mejores líneas ofensivas de la liga y un juego terrestre con mucha mayor solidez, un excelente “playcaller” en Doug Pederson y un equipo más talentoso que el de Miami.

GANADOR: Philadelphia se llevó a uno de los mejores corredores de la liga y lo añade a un tándem muy interesante junto a LeGarrette Blount y Wendell Smallwood, Miami intercambio al mejor jugador de su ofensiva por una selección de 4ta ronda. Los Eagles son ganadores por un amplio margen.

Carolina envía al WR Kelvin Benjamin a Buffalo

(A cambio de una 3ra y una 7ma ronda del Draft 2018)

El cuerpo de receptores de los Bills está lejos de ser uno de los mejores de la liga, la ofensiva descansa en un buen juego terrestre y en la movilidad de Tyrod Taylor. Al tener un buen record, inmediatamente buscaron mejorar la posición de WR y brindarle más armas a su QB. Sin embargo, en mi opinión, buscaron en el equipo que menos deberían buscar WR, entiendo que Sean McDermott trabajó en Carolina y tenga conexión con Kelvin Benjamin por el previo conocimiento que tiene de su juego, pero desde la temporada de novato de Benjamin ha sido un jugador que batalla demasiado con lesiones; a pesar de su excelente tamaño no juega un estilo físico de “football”, no genera separación suficiente con el defensivo y tiene unas manos muy inconsistentes.

Carolina sabía que a como se presenta el mercado, Benjamin iba a solicitar una cantidad importante de dinero al terminar esta campaña y siendo sinceros con el nivel que ha mostrado no es merecedor de una alta inversión, sobre todo si continúa teniendo problemas de lesiones.

Los Panthers al deshacerse de Benjamin buscan mayor velocidad en la ofensiva y seguramente promoverán al novato Curtis Samuel a tener un rol más importante en su sistema.

GANADOR: Carolina recibió una buena compensación a cambio de un jugador que no estaba rindiendo frutos, quizás un cambio de aires le venga bien a Benjamin, pero a mi juicio Carolina realizó un gran movimiento desprendiéndose de un jugador sobrevalorado.