Una de las historias mas interesantes y erróneas que la NFL ha creado es la de Joe Namath.

Si alguien nos preguntará quien ha sido el mejor quarterback de los Jets –a menos que nos sintiéramos relacionados con Mark Sanchez por su apellido-, el único que tendríamos en la mente sería Namath.

Sin embargo, los números nunca lo han respaldado como uno de los mejores…ni siquiera en NY.

Comparémoslo con otro quarterback de este equipo:

  Joe Namath Chad Pennington
Récord (W-L) 62 – 63 (49.6%) 44 – 37 (54.3%)
TD/INT 173 – 200 102 – 64
Comp % 50.1% 66.0%
Juegos en Playoffs 3 6

La razón del porque Namath es reconocido como el más grande en NY tiene que ver con la brillante mercadotecnia creada alrededor de su persona, la cual lo convirtió en el pionero en lo que respecta a la relación con patrocinadores.

Gracias a él, hoy tenemos jugadores en la portada del Madden.

Sin embargo, sería incorrecto ignorar el hecho de que Namath siempre será recordado por haber garantizado la victoria en el Super Bowl III contra los Colts, aun cuando estos eran considerados invencibles.

1968 fue el único año en el que los Jets llegaron (y ganaron) el Super Bowl. En cincuenta y ocho años de historia, este equipo solamente ha llegado catorce veces a los playoffs y no gana su división desde el 2010, la única temporada que Tom Brady se ha perdido por lesión.

En la ciudad y en el deporte mas importante de Estados Unidos, el constante éxito debería ser la norma.

Esta franquicia ha estado muy lejos de representarla.

¿Cuándo llegará el próximo Namath ha salvarlos?

O, quizá se han hecho la pregunta incorrecta todo este tiempo.

¿En verdad necesitan a otro Joe Namath?

Hoy, en nuestro Desahogo NFL, la situación de quarterbacks en los Jets la cual parece ser la mejor en décadas, las lesiones que potencialmente están cambiando el rumbo de algunos equipos, el porque le es tan complicado a Dez Bryant encontrar trabajo y, como siempre, pensamientos random que no hacen mucho sentido.

joker-here-we-go-gif-3

Los Jets y su afortunado problema

Iniciemos con Josh McCown, quien terminó la temporada pasada como titular de este equipo.

Aunque su récord no lo indica (5-8), McCown terminó con 18 touchdowns, 9 intercepciones, 2,926 yardas y 67% de pases completos…en trece juegos.

Para encontrar estadísticas similares, nos tendríamos que regresar hasta el 2008 cuando Brett Favre le hizo el favor a este equipo de jugar con ellos antes de irse a promocionar rodilleras para gente adulta.

Ahora, como segundo quarterback, tenemos a Teddy Bridgewater.

Si eres millenial y solamente estás interesado en los resultados y acontecimientos de los pasados QUINCE MINUTOS, muy probablemente no tienes idea de quien estoy hablando.

Sin embargo, fue hace solo tres temporadas (2015), cuando Teddy llevó a los Vikings a ser campeones de su división y generó estadísticas dentro del Top 10 (65% Comp.).

Finalmente, como tercero, aunque solo en la lista de esta columna y ya no en el roster, tenemos al novato Sam Darnold.

Si fuéramos a dibujar el opuesto de Joe Namath, sería exactamente él.

Con personalidad introvertiday un desinterés total por los beneficios externos y mercadológicos que provee el ser quarterbacken NY, Darnold solo tardó dos semanas en impresionar al staffy provocar la controversia mas grande en la posición en lo que va de la pretemporada.

Su calma y seguridad que ha mostrado en sus dos apariciones, lo hacen, junto con Josh Allen en Buffalo, los dos novatos favoritos para ganar la titularidad en sus respectivos equipos.

En resumen, los Jets tienen un problema que no habían tenido desde…nunca.

Tres quarterbacks que, al menos, no hacen esto:

Lo mas interesante de esta situación es ver que decisión toma el equipo con Teddy Bridgewater quien tiene 25 años y no esta interesado en ser la banca de nadie.

McCown, a sus 39, entiende perfectamente su rol como mentor para Darnold y lo ha hecho múltiples veces en su carrera, pero la historia con Teddy es diferente.

El seleccionado en la primera ronda del Draft 2014, puede ser un quarterback altamente productivo en algún otro equipo. En dos semanas, Bridgewater se ha convertido en un gran activo para intercambiar.

Bueno, “gran activo” hasta que analizamos la pregunta:

¿Cuáles equipos hoy necesitan un quarterback titular?

Sorprendentemente, no hay ninguno.

La situación actual en la liga es diferente a la de unos años atrás. Actualmente, podemos seccionar a los equipos en dos grupos, los que tienen a su líder inamovible (véase: New England, Packers, Saints) o, los que están desarrollando a su próximo quarterback (véase: Rams, Browns, Chiefs).

Pensé que jamás escribiría algo así, pero hoy nadie en la NFL necesita a Teddy Bridgewater.

Increíblemente, son los equipos en el primer grupo (New England), los mas probables en interesarse por un jugador como Teddy que puede convertirse en un suplente confiable.

Esto, cabe recalcar, no quiere decir que el interés sea recíproco.

Quizá, después de décadas de no tener a un quarterback digno de jugar en la NFL, los Jets inicien esta temporada con tres.

SOS: las lesiones mas importantes en la pretemporada 

Por momentos, todo Philadelphia perdió la respiración al ver a su Super Bowl MVP salir del campo lesionado.

Afortunadamente, Nick Foles esta bieny de regreso a las prácticas con los Eagles.

En Buffalo, no tuvieron la misma suerte.

AJ McCarron, quien era el titular con los Bills hasta este sábado, es muy probable que este fuera toda la temporada con una lesión en el hombro.

Esto significa que la competencia para la titularidad se redujo a Josh Allen vs Nathan Peterman. Siendo honestos…se redujo a Josh Allen.

Le deseamos toda la suerte al novato de Wyoming cuando enfrente a los Ravens de visitante el nueve de septiembre para iniciar la temporada. Ha!

Finalmente, no hay peor situación que la que vive New England con sus dos selecciones de primera ronda.

Isaiah Wynn, quien estaba proyectado a iniciar como tackle en una línea ofensiva que acaba de perder a su mejor jugador (Nate Solder), tendrá que esperar hasta el 2019 para competir por un puesto.

Por otro lado, aunque menos grave, los Patriots también perdieron a Sony Michel, corredor de Georgia, por algunas semanas (indefinido). En esta unidad, New England también perdió a su mejor jugador (Dion Lewis) en la pretemporada.

Perder las dos selecciones de primera ronda para el inicio de una temporada es algo que nunca había pasado en la historia de la liga.

Después de todo, a lo mejor sea una de esas cosas que solamente Belichick y Brady saben manejar.

El desempleado mas popular

Dez Bryant, quien sigue pensando que es un tipo de receptor el cual dejó de ser hace mas de cuatro temporadas, visitó a los Browns esta semana.

Como era de esperarse, Cleveland tampoco lo firmó.

La razón es simple. Aunque parece increíble, los Browns tienen a uno de los mejores backfields  de la NFL. Jarvis Landry, quien obtuvieron de los Dolphins,promedia mas de 100 recepciones en sus ultimas cuatro temporadas, David Njoku se ha convertido en uno de los mejores tight ends y Duke Johnson uno de los corredores mas versátiles (74 recepciones y 693 yardas por aire en el 2017).

Por si fuera poco, los Browns también están esperando el regreso de Josh Gordon quien, aunque solamente ha jugado diez partidos en tres temporadas, en el 2013 dominó la liga con 1,646 yardas y 87 recepciones.

Analizando, la única razón por la cual los Browns se interesaron en hablarle a Bryant es para tenerlo de posible “reserva” en el caso que Josh Gordon vuelva, por vigésima vez, a drogarse.

Fue el 2014 el ultimo año en el que Dez Bryant tuvo una temporada de mas de 1,000 yardas. En Dallas, batallaba constantemente para separarse de los cornerbacks y su velocidad a campo abierto jamás ha sido su fuerte.

Increíble, pero el equipo que mas lo pudiera necesitar por su situación actual en el cuerpo de receptores, son los Cowboys. 

Así se resume la situación actual para Dez, quien, por si se nos olvidaba, rechazó un contrato de los Ravens por $7M por año.

¿Qué pensará ahora?

Pensamientos Random

–       Los números de Tom Brady en su primer juego de pretemporada: 19 de 26 para 172 yardas y 2 touchdowns. Recordemos, tiene 41 años.

–       Los comentarios de Jalen Ramsey al criticar a varios quarterbacksson mas inteligentes de lo que creemos. Su posición esta basada en capitalizar errores de concentración por parte de los quarterbacks. Si con sus palabras logra distraer o “molestar” a alguno de ellos, su objetivo esta cumplido.

–       ¿Cómo demonios se conmociona Ben Roethlisberger en un entrenamiento?

–       Si alguien tiene duda de lo real que es la NFL, solamente revise cuantas peleas se han dado en los entrenamientos. No es la imagen ideal que quiere proyectar la liga, sin embargo, es una muestra de la competencia agresiva que se vive en los campamentos.

Predicciones sin pensar

–       Sam Darnold y Josh Allen serán nombrados titulares después de la tercera semana de pretemporada.

–       Los Browns terminarán en el Top 10 ofensivo…sin Dez Bryant.

Columna por analizar 

Lo mas difícil sobre el tema de las conmociones cerebrales es lo alejado que aun estamos de entender la raíz y los efectos del problema.

Excelente columna que relata la historia de Su’a Cravens en Washington y como nos falta mucho por entender lo que vive un jugador en la NFL.

La Estadística “Irrelevante”

 Le damos la bienvenida a esta nueva sección con esta estadística:

–       Con una victoria mas, Marvin Lewis, Head Coach de los Bengals, se convertirá en el coach mas ganador de la historia sin tener una sola victoria en playoffs superando a Jim Mora. Su récord actual es de 125-112.

Desahogo Trascendental

Las primeras dos temporadas de la serie Last Chance U en Netflix superaron cualquier expectativa.

La historia que representan este tipo de universidades (Junior College) en Estados Unidos, a la cual acuden, en su mayoría, estudiantes con problemas académicos y de comportamiento, es material perfecto para resaltar las enormes virtudes que tiene el football.

Desgraciadamente, en esta tercera temporada, mi sentimiento hacia la serie no es el mismo.

La regla de oro como coach, no solamente en este deporte sino en cualquier disciplina, es predicar con el ejemplo.

Es difícil pensar que, Jason Brown, el Head Coach y actor principal de esta temporada, le puede enseñar al mundo los cambios positivos que este deporte puede generar en los jugadores cuando sus actividades principales son fumar puros en la tina, referirse a sus jugadores con groserías y asegurar que el estudiar estrategias y actualizarse no sirve de mucho.

Para los que jugamos football, el ver a un Head Coach gritar agresivamente no es algo extraño. Sin embargo, todos sabemos que lo que hace a un gran Coach es su capacidad de hacerle ver a sus jugadores talentos y posibilidades que no pueden ver por ellos mismos y no que tantas groserías puede decir por minuto.

Desgraciadamente, lo último es lo que más se muestra en la serie.

Como resultado, corremos el riesgo de que niños y jóvenes piensen que así esta hecha esta disciplina cuando, en realidad, no puede estar mas alejada de la verdad.