Los que sobran

Mario Götze

GotzeEste fue, quizá, el año más irregular en la carrera del jugador alemán desde que irrumpió en la escena del futbol internacional. Durante el primer semestre del 2014 no pudo hacerse de un puesto titular en el Bayern Munich; arrancó el Mundial como titular pero gradualmente fue perdiendo el puesto; apenas empieza a ganarse la confianza de Guardiola para ser titular en el conjunto bávaro.

Cierto, su gol le dio a Alemania la Copa del Mundo (casi nada), pero ¿es eso suficiente para ser candidato al Balón de Oro? yo creo que no; ¿qué le está reconociendo la FIFA a Götze? ¿su golazo contra Argentina? para eso existe un premio al mejor gol del año, ¿le está reconociendo que con un gol suyo su Selección se coronó campeona del mundo? si es así, entonces también hubieran nominado a Fabio Grosso en el 2006, un gol suyo le valió a Italia ganarle el Mundial a Francia, por ejemplo.

Andrés Iniesta

IniestaHa tenido mejores, pero muchos mejores años que éste, tuvo tres o cuatro temporadas siendo el mejor entre los mejores y la FIFA nunca se lo quizo reconocer, prefirió irse con la fácil y darle el Balón de Oro a su compañero de equipo.

¿Qué le está reconociendo la FIFA al jugador manchego con esta nominación? Este 2014 será un año en que el Barça no habrá ganado ni un título, agregémosle el fracaso rotundo de Esapaña en el Mundial. La calidad de Iniesta no se dicute, al año que tuvo sí.

Lionel Messi

MessiUn caso similar al de Iniesta, sufrió una notable baja de juego durante el primer semestre de este año, muchos decían que se estaba cuidando para llegar a punto a la Copa del Mundo, bueno, una vez en la Copa del Mundo fue fundamental para que Argentina pasara la ronda de grupos, pero después desapareció y los que tuvieron que echarse el equipo al hombro fueron Di María y Mascherano.

¿Se imaginan si Messi no apareciera en una lista para ganar el Balón de Oro? La FIFA no se permitiría eso, necesita mantener la imagen de sus máximas figuras hasta las últimas consecuencias, tal como lo hizo con el propio Messi al nombrarlo, injustamente, el mejor jugador en Brasil 2014.