Hasta hace unas semanas todo era felicidad en el Nido, con un América invicto que pintaba para doblete. Sin embargo el varapalo que se llevaron en la CONCACAF ha complicado las cosas, demostrando que el barco capitaneado por Herrera no vivía de tanta tranquilidad como se esperaba.

Después de perder con Toluca, ser eliminado por Toronto, y quedarse con un empate incómodo ante un equipo de  Rayados disminuido, no se puede evitar el cuestionarse si este América tiene con qué ilusionar a su afición o terminará quedándose en el camino nuevamente.

¿Sólido?

La racha de imbatibilidad que traía América hasta hace unas semanas no es fácil de conseguir, y se necesita bastante solidez, sobre todo defensiva, para lograrla. Lo que no dejaba de llamarme la atención era que a pesar de ésta, el equipo no era considerado de los mejores de la liga, de hecho, los reflectores siempre estuvieron o en los equipos del norte (Santos y Tigres), o en el propio Toluca que terminó por quitarles el invicto en su propio campo.

Lo anterior era porque el conjunto de Herrera no convencía en el accionar general del partido, mostrándose más efectivo que espectacular, y con bajones de juego claros en diversos lapsos del partido. Y qué mejor ejemplo que los 6 empates que registraba «el Ave» antes de su primer tropiezo en Liga con Toluca. Mucho invicto pero pocos puntos.

Panorama

Decía Miguel Herrera que de cuando acá era un mal resultado empatar contra Rayados, semifinalista del torneo pasado. Yo diría que es mal resultado cuando estás jugando en casa, eres un equipo grande y te la pasaste gran parte del partido jugando con un hombre de más. De hecho, gracias a este marcador, clasificarse en un lugar de privilegio comienza a condicionarse para el equipo capitalino, que por cierto, apunta a ser el único representante de la CDMX en la Liguilla (saludos universitarios y cruazulinos).

Ahora, el panorama de aquí a la Liguilla me parece muy prometedor. Si bien meterse al Cuauhtémoc hubiera sido una aduana difícil hace unas semanas, los poblanos vienen en caída libre, así que América no tiene pretexto para sacar los tres puntos. Por otro lado, la última jornada les trae, al Azteca, a su «filial» no oficial y potencial rival en la escalada por los primeros lugares, Santos Laguna, quien también pierde aire y podría terminar de desplomarse ese día.

¿Y la liguilla?

Ahí es donde se pone turbio el asunto, ya que, bajo mi punto de vista, este América no ha estado ni cerca de emular la versión más gris del equipo que Herrera armó en su primera etapa. Miguel está a unos meses de cumplir un año en el Nido, y ya era para que esto tuviera forma, pero sigo viendo un conjunto sin estilo definido, y que vive de esfuerzos puntuales de gente como Mateus Uribe o Cecilio Domínguez cuando de milagro juega y no se lesiona o no desaparece.

Para esta fase final tenemos muy claro a dos conjuntos a vencer, Toluca y Tigres, y siendo sinceros, con lo que trae América en este momento, se antoja muy complicado que los logre superar ya en un choque directo. Así que el camino que debe seguir el conjunto azulcrema es, afianzarse en estas dos jornadas ante rivales que puede superar, y ligar un par de victorias -algo que no sucede desde la fecha 5- y así demostrar un poco de estabilidad de cara el momento decisivo.

Pronóstico Gurú: Voy a asumir que América va a echar toda la carne al asador en estas dos jornadas, pegarle a Puebla y Santos, pera terminar entre segundo y tercer lugar de la tabla, así que el cruce de Cuartos de Final no debería ser tan rudo, pero eso sí, una semifinal ante alguno de los favoritos, dudo mucho que la resistan. Hay equipos mucho más sólidos y mejor trabajados, que no dependen de un rato de inspiración de sus figuras. Así que, Don Miguel Herrera pondrá en riesgo su chamba porque no habrá título de liga esta temporada.