La temporada del Real Madrid ha estado llena de claroscuros, con breves destellos de lucidez y mayormente ocupada por incertidumbre, ya sea por las lesiones de sus jugadores o por el bajón futbolístico de muchas de sus figuras. Sin duda, el principal afectado ha sido el ataque protagonizado por Karim Benzema, Gareth Bale y Cristiano Ronaldo, la bautizada por los medios españoles como «BBC» que tantas alegrías le ha dado a la afición merengue.

Aún teniendo la posibilidad de levantar la Champions esta temporada, el deporte favorito sigue siendo el de los rumores, y el blanco habitual es la plantilla del Real Madrid. Entre que unos llegan y otros se van, queda en el aire la interrogante sobre si sobrevivirán al próximo mercado de fichajes para seguir vistiendo los colores merengues. Veamos cómo pinta para cada uno.

Benzema, el más criticado

En el momento más bajo del equipo, la mayoría de las críticas han llovido sobre el francés, primero que todo porque estaba peleado con el marco, bueno, sigue peleado. Y no es para menos, el delantero apenas ha anotado 4 goles en LaLiga en 20 partidos, sin duda, un récord paupérrimo para quien se supone debería ser el killer europeo por excelencia al vestir el jersey del Bicampeón actual.

Lo que más llama la atención es la fe ciega que tiene Zidane para mantenerlo como titular, algunos dirían que no hay de otra tras la salida de Morata, pero ya vimos pasar otro mercado de invierno donde pudieron conseguirle un reemplazo, y el DT prefirió jugársela con él el próximo semestre. Y al final, las cosas siguen iguales, Benzema no repunta y deja su futuro en el aire.

¿Se va? Aquí depende de algo muy básico, y es si Zinedine Zidane sigue en el banquillo, lo cuál se sabrá hasta el día en que el Real Madrid sea eliminado o levante el título. En caso de que el DT se quede, me queda claro que lo mantendrá a como dé lugar, así llegue Lewandowski o quien me digan, Benzema pasará a ser un delantero de recambio ideal. Ahora que si Zizou sale, «el gato» sale detrás de él.

Gareth Bale ya no gusta

Hace unos días repasaba los minutos que ha jugado Bale esta temporada como jugador merengue, hombre, ni la mitad del total de los que ha disputado el equipo, que vaya han sido muchos. Entre lesiones y decisiones de Zidane, el galés se ha visto muy poco por los campos de Europa.

Lo anterior es el principal aliciente para que se empiece a manejar su posible salida, en especial si ya no se le tiene la confianza de antaño. Me pregunto qué sería de su temporada si se le perdonara tanto como a Benzema, seguramente tendría el doble de los 10 goles anotados esta campaña en torneo de Liga, e igual, hasta ayudaría a que el equipo no estuviera relegado tan lejos de pelear por el título.

¿Se va? Yo creo que sí, primero que todo porque siento que todas las partes, directiva, cuerpo técnico y el propio jugador ya no están a gusto con la relación laboral, además, después de varias ventanas de traspasos tan discretas, todo indica que Florentino saldrá a firmar cheques a diestra y siniestra, y la posición del galés será una de las reforzadas por algún fichaje pomposo.

¿Última temporada de CR7?

Aún recuerdo aquella tarde donde el joven Cristiano Ronaldo lucia más nervioso que todos los que asistieron a ver su presentación en el Bernabéu, estaba cumpliendo su sueño de jugar en el equipo favorito de su madre y donde aspiraba a ganarlo todo. Ocho años después lo ha logrado, Cris ha hecho lo que ha querido con la playera merengue, ganando ligas, Champions, balones de oro, caray no le falta absolutamente nada. Pero también, los años no pasan en vano y su estilo de juego poco a poco ha mutado para dejar de ser ese poderoso jugador que acarreaba rivales desde media cancha para volverse un definidor que sigue apareciendo en momentos complicados.

A pesar de que CR7 es la principal razón del repunte de las últimas semanas del Real Madrid, es una realidad que la relación entre «el presi», Florentino Pérez y él se ha deteriorado mucho, a tal grado que el propio portugués comenzó a acrecentar las dudas revelando a su círculo cercano que le gustaría abandonar Valdebebas.

¿Se va? A mi parecer sería lo más sano, primero que todo porque el portugués aún está en condiciones de seguir brillando en otra parte, lo cual se traduce en que el Madrid podría sacar una suma de dinero muy jugosa por su salida. Por otro lado, si es real lo que se dice que podrían lanzarse por Neymar, difícilmente creo que ambos puedan compartir vestidor, así que sería quitarse un problema potencial de encima, trayendo a un jugador que aun le falta explotar su mejor fútbol y que a mediano plazo puede llenar sus zapatos.