Teddy Bridegwater

nfl_u_tedbts_600x600Un caso muy curioso en este año fue como Teddy, fue perdiendo valor antes del Draft. Antes de realizar su Pro Day, Bridegwater lo ponían como la primera selección global de Draft en muchos Mocks Drafts, sí, la primera selección. Llegó el Pro Day y todo se fue para abajo. No llenó las expectativas que todos tenían en él, mal control de pies y falta de puntería en los pases largos, hicieron que Teddy se fuera para abajo. Cayó hasta ser la última selección de la primera ronda.

Los Vikingos no sonaban mal para Bridegwater. El equipo tiene a Matt Cassel y a Christian Ponder como los Qbs posibles para ser los titulares. Y así entró Teddy a los campos de entrenamientos, siendo el tercer Quarterback en el Depth Chart de los Vikings, empezando a aprender esta ofensiva y de la NFL. Llegaron los juegos de pretemporada y todo cambio. Al ser el tercer Qb en el primer juego tuvo más acción que Cassel y Ponder, con eso bastó. Subió de nivel increíblemente rápido, dejó en el tercer puesto a Ponder y él se adueñó del segundo lugar. En la pretemporada lanzó para 283 yardas y 5 Touchdowns con 0 intercepciones, Matt Cassel tiró para 367 yardas, 2 anotaciones y 1 intercepción. Suena lógico que los números y su desempeño tienen la razón para darle la titularidad a Bridegtwater, pero para el coach Mike Zimmer no fue suficiente, y tiene razón. El trabajo fue casi perfecto de este joven Quarterback, ¿Por qué digo casi? Es debido a que las deficiencias  que arrastra desde College, que son su mal manejo de pies y su imprecisión hacen que no sea el titular para los Vikingos. Dirán que cosas tan sencillas como mover los pies de una forma correcta te pueden hacer perder tu trabajo, y sí, en la NFL cosas así o menores te pueden dejar siendo un jugador All Pro o siendo un agente libre.

Si Bridegwater logra mejorar su trabajo de pies y su concentración a la hora de lanzar profundo, el trabajo lo puede ganar fácilmente, es más atlético que Cassel, tiene mejor técnica para hacer Play Actions (Engaño de carrera) y lo mejor, es un jugador que tiene un liderazgo natural y no le tiene miedo a los golpes, cosa que demostró desde la Universidad de Louisville, hasta el juego pasado de pretemporada.

El talento lo tiene, calló muchas bocas y abrió la discusión de que el debería ser el Qb titular, actitud no le falta ni tampoco la inteligencia para jugar este juego solo son cuestiones de pequeños detalles que lo separan de ganar la titularidad.