Todos sabemos que Rayados de Monterrey es un equipo poderoso, no solo futbolisticamente hablando, cuenta con mucho capital y en estos últimos torneos ha contratado a jugadores de buena calidad, pero algo está pasando que a la afición Rayada no la tiene tan contenta, y es que sí, la incapacidad para alzar la liga, sumada a los campeonatos obtenidos por el vecino incomodan y lastiman demasiado.

Ofensiva marchita

Dorlan Pabón y Avilés Hurtado forman parte de la ofensiva del equipo, pero en este último torneo parecen fantasmas, cuenta la leyenda que solo se les ha visto en los entrenamientos, ya que en la cancha desaparecen, nadie cuestiona su gran calidad, pero son jugadores de mucho peso en la institución, y sí, han demostrado que cuando están inspirados marcan y marcan goles.

Entonces, ¿por qué se volvieron un dolor de cabeza?, bueno, Avilés carga en la espalda con la “culpa” de haber perdido esa final histórica, al fallar un penalti y mandarlo a «Tamaulipas», desde ese momento su calidad bajó muchísimo, no solo en anotar goles, también en generar juego y dar asistencias, la afición en cierta parte lo entendió, porque es un golpe anímico muy fuerte, entonces, ante las exigencias de la gente, Hurtado se empezó a sentir incómodo en el equipo, y todo indica que se irá al final del torneo, ojo, aún falta la Liguilla y si realmente quiere marcharse por la puerta grande tendrá que hacer lo imposible para quedar campeón, lo cual no es mucho pedir, ya que eso se le viene solicitando desde hace mucho tiempo.

Pabón se cocina aparte, mucho se hablaba de su llegada a Cruz Azul, incluso se colocaba en el futbol brasileño, pero la directiva le dijo: ¡Te quedas!. Cuando llegó a tierras regias, un sector de la afición lo colocó como el nuevo “Chupete” Suazo, claro es un papel muy arriesgado, pero al verlo jugar, muchos pensaron que sería hasta mejor que el chileno, la ilusión ahí estaba, intacta, quedar campeón y ser el rey de México. Desde ese momento solo ha sido eso, ilusión, realmente no ha pasado nada con Pabón y todo indica que su etapa como Rayado ha terminado.

Refuerzos mal elegidos

Monterrey es uno de los equipos más poderosos económicamente de la Liga MX, por eso la afición le pide refuerzos de alto nivel, seamos sinceros, el francés de enfrente causa cierta envidia en Rayados, muchos dirán que no, pero harían lo que fuera por tener un delantero de esa talla. Funes Mori es el encargado de hacer las anotaciones, pero parece de cristal, últimamente se le ve más entre algodones que festejando goles. Torneo tras torneo se habla de la llegada de un delantero letal, pero solo se juega con los sentimientos de los aficionados, que si Sebastian Giovinco, o Giovani Dos Santos, y sin exagerar se habló de Eden Dzeko, pero al final no pasa nada, los goles siempre tienen que ser marcados por el defensa Nicolás Sánchez, y si, Rodolfo Pizarro no ha sido lo que se esperaba, Rayados tiene un cartel afuera de su estadio con la leyenda: “Se solicita delantero, que no se lesione tan seguido, por favor”.

Conclusiones

No estoy cuestionando la calidad del equipo, porque son jugadores realmente buenos, colectivamente no están funcionando, es verdad que están en liguilla, pero a qué precio, Mohamed los llevó a dos finales de liga y no pasó nada, Diego Alonso tiene demasiada presión por un título, la afición se está desesperando y ya no quieren ser la burla de los Tigres.

Tienen una oportunidad para ser campeones, ya están entre los mejores cinco, ahora solo tienen que encontrar una buena forma de juego. Yo creo que este torneo no será para ningún equipo regio, pero Rayados puede llegar a semifinales sin problema alguno, aún así, no será suficiente.