LUZ Y SOMBRA EN 2015

En el primer semestre del año, Chicharito no tuvo demasiadas oportunidades con el Real Madrid, ya que únicamente anotó cinco goles, fue más relegado que nunca a la banca merengue y su salida era inminente. Su llegada al cuadro bávaro fue tomada con mucha incertidumbre, pero Javier, como en toda su carrera, supo aguantar toda crítica puesta en su camino y su presente es el más afectivo desde su salida del Rebaño, algo inimaginable para muchos de sus seguidores, pero sobre todo, de sus detractores.