Javier Hernández es sin duda el jugador mexicano más mediático en el viejo continente y nos guste o no su estilo, todos están pendientes de él de cuando falla, de cuando está enrachado y por supuesto todos seguimos su última temporada con el West Ham, equipo con el que no la ha pasado nada bien.

Pero inicia un nuevo torneo y con él nuevas ilusiones y esperanzas para Javier, quien pese a no haber visto muchos minutos el torneo anterior, espera tener mejor suerte con este West Ham renovado en plantel, director técnico y en ilusiones.

La oportuna llegada de Manuel Pellegrini

El inicio de la temporada no fue muy prometedor ya que el Liverpool, equipo protagonista de la Champions pasada, prácticamente humilló a los Hammers en su debut del torneo. Dicho partido evidenció que todavía falta tiempo para que los nuevos refuerzos, de los cuales cinco jugaron la primera jornada, se adapten de buena manera al plantel. No es fácil cuando la mitad de tus titulares recién se conocen.

El entrenador armó un equipo que pretende hacer frente a todos los rivales, pero no consiguió exhibir un cuadro fuerte o con personalidad.

El equipo, aunque renovado, dejó muchas dudas. Tiene mucho trabajo por delante el entrenador chileno porque no se vio el trabajo realizado en la pretemporada. Aun así, estoy convencido de que la llegada de Pellegrini al equipo es muy buena, ya que es un entrenador con mucha experiencia, carácter, un dibujo táctico interesante y conoce a profundidad la liga inglesa.

Es verdad que viene de dirigir dos años en la liga de China, pero antes de eso dirigió al Manchester City de 2013 a 2016. Con el City ganó la Copa de la liga y la cuarta Premier League en la historia de los Citizens. Sin mencionar que tiene la experiencia de haber dirigido equipos importantes como el Villarreal y el Real Madrid.

Pienso que es una buena noticia la llegada de Manuel Pellegrini tanto para el equipo como para Chicharito, aunque el simple hecho que haya salido David Moyes es una buena noticia.

Con David Moyes, parecía que el equipo se conformaba con mantener la categoría, cuando en realidad fue armado para pelear en los primeros diez lugares. Pellegrini gusta de jugar ofensivo, con muchos hombres de ataque, en el papel luce bien para Hernández, sin embargo hay mucha competencia al frente.

Batalla ruda para Javier

Los nuevos fichajes del West Ham le dan alas al proyecto de Pellegrini: Llega Fabianski, portero proveniente del Swansea; Fredericks del Fullham; Wilshere, (de los mejores fichajes); Yarmolenko, del Dortmund y Felipe Anderson, quien llega de la Lazio, y quien le vendrá como anillo al dedo a Chicharito porque es un magnífico asistente.

En caso de no ser titular en un inicio, no es algo que desconozca Hernández, él sabe arrancar un torneo teniendo minutos desde la banca, ser efectivo y ganarse la titularidad.

Creo que Chicharito tendrá oportunidades de anotar varios goles pese a la presencia de muchos delanteros (algunos recién llegados) como Yarmolenko, Lucas Pérez, y Arnautovic.

Hay que señalar que con la baja de Carrol, quien estará lesionado por tres meses, Javier tendrá oportunidades. Sin mencionar que los nuevos refuerzos también son una buena noticia para Hernández, como Wilshere y Felipe Anderson. Sin embargo, la llegada de Lucas Pérez complicará que Chicharito tenga la titularidad.

Si bien Lucas viene de un año no muy brillante en La Coruña, mostró gran nivel en Arsenal. Llega a petición de Pellegrini y será competencia complicada para Chicharito. Lucas, de 29 años, disputó 37 partidos y anotó 9 goles en el Deportivo que le valieron para ser tenido en cuenta por el DT.

De ganarse la titularidad Hernández, veo a un equipo que podría jugar de medio campo hacia el frente: Yarmolenko por izquierda, Anderson por derecha, Noble y Wilshere en el medio campo, Arnautovic como media punta y Chicharito en punta.

Por lo pronto en el partido contra Liverpool usó su clásico 4-2-3-1. En medio campó jugó Rice junto con Noble; más adelante Felipe Anderson por izquierda, Wilshere en medio y Michail Antonio por derecha y Marko Arnautovic sólo en punta.

Hernández es un jugador que depende mucho de la postura y funcionamiento del equipo, del diseño táctico que le dé al equipo Pellegrini.

Conclusión

El West Ham está planificado de acuerdo a lo que invirtió: más de 100 millones de libras, buscan pelear de media tabla hacia arriba. Y un equipo que busca esos alcances, será más ofensivo y con un juego táctico que beneficiará a Hernández.

Si bien inició con una rotunda derrota, en la segunda jornada de la liga inglesa el equipo se medirá como local ante el Bournemouth, partido perfecto para recobrar confianza y mostrar sus mejores armas.

Veo al West Ham peleando por puestos a Europa League, y por lo tanto a un Javier ganándose la titularidad conforme avancen las jornadas, más cómodo con el nuevo parado táctico y metiendo goles.