Uno de los fichajes más polémicos de los últimos 5 años en la Liga MX se dio en esta semana. El ídolo americanista, Oribe Peralta, es nuevo jugador del acérrimo rival, las Chivas Rayadas del Guadalajara. Llega al Rebaño Sagrado con 35 años de edad y con una baja de juego considerable. Las Chivas están en una crisis muy grave, el próximo torneo pelearán el descenso y necesitan refuerzos, y el “Hermoso” ya es una realidad. ¿Qué le aportará al equipo?

Experiencia

A sus 35 años es uno de los jugadores con más edad en la Liga MX y si bien su mejor momento lo vivió hace unos 3 o 4 años, en este momento junta las cualidades necesarias para guiar a un club que no está en su mejor etapa y llevarlos a la salvación del descenso, pero si algo no se puede discutir es que es un gran delantero, unos de los mejores que ha dado este país, aunque se tardó demasiado en explotar su potencial, lo hizo en una etapa en donde ya no era un jovencito, y claro que eso lo mermó e hizo que su calidad fuera algo fugaz.

Ha pasado por varios equipos de México, incluso ya jugó con el Guadalajara en el 2005 aunque solo 4 partidos, en los que no logró anotar. Se convirtió en el ídolo de México en el lejano 2012 cuando ganó con la Selección Mexicana la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres contra Brasil, y fue parte crucial de esa selección del Piojo Herrera que consiguió el pase al mundial del 2014.

Fue un goleador nato con el equipo de sus amores Santos Laguna y tiempo después llegó al América para ganar varios títulos de liga y en su etapa como Azulcrema tuvo de “hijos” a su actual equipo, el Guadalajara, gritándoles y celebrándoles varios goles en la cara.

Va a llegar a un plantel “joven” en donde la mayoría de los futbolistas no sobrepasa los 32 años, y eso será la clave para el trabajo de Oribe, puede hacer o mejorar el trabajo que hacía Carlos Salcido en la etapa en donde el Guadalajara ganaba todo o al menos peleaba por todo.

Goleador

Es uno de los goleadores más efectivos en la Liga MX, incluso por encima de varios extranjeros, es por eso que Higuera y Amaury Vergara lo contrataron. Dejemos a un lado la camiseta y el orgullo que representa jugar en el odiado rival, y dejemos a un lado los “valores” que muchos dicen que se traicionaron, Peralta fue contratado para algo y eso fue para meter goles, no sé si se convertirá en un ídolo de las Chivas, pero lo que les urge y se vio con este fichaje es: Gol.

Al Guadalajara ya no le importa quien seas, si les puedes servir y ayudarlos en esta crisis, te fichan sin problemas, el dinero no es impedimento y mucho menos la calidad de vida en la capital de Jalisco.

Conclusiones

Para mi Oribe Peralta es una gran contratación para el Guadalajara, no es un fichaje a largo plazo pero los posibles 3 años que puede estar puede aportar más moralmente que futbolísticamente, es un líder nato, lo demostró en América y ahora lo podrá hacer en Chivas. La afición del América debe estar más feliz que enojada, si hablamos fríamente, se fue de las Águilas un jugador que ya no tenía cabida en club y se le daban muy pocos minutos, y es entendible que él haya pedido su salida, quiere jugar y Guadalajara fue una gran opción. Mejor hay que ahorrarnos todos esos comentarios de “traidor”, ahora tendrá un nuevo reto y se merece el protagonismo que perdió en América.