TOPSHOTS
Tras seis años en Barcelona y una lucha heroica contra el cáncer, el defensa Eric Abidal, anunció este jueves que deja el club catalán para continuar su carrera antes de una posible vuelta como miembro de la directiva. A sus 33 años, el francés eligió seguir con su carrera deportiva, un año después de haberse realizado un trasplante de hígado.

No tenía que irse

abidal
En una temporada en la que Barcelona necesita encontrar estabilidad. El club catalán dejó ir a uno de los referentes del equipo en los últimos cinco años. No hablo de lo que Eric Abidal le dio a Barcelona dentro de la cancha. Abidal significó una lección de vida para todos los jugadores blaugranas.

El francés se recuperó de su enfermedad y podía ser una buena opción de recambio en la central. A los directivos se les olvidó que justo fue en esa posición donde no tuvieron a quien poner en las semifinales de Champions League. Si bien «Abi» no estaba para competir por la titularidad, si podía pelear por un puesto en el banquillo.

¿Qué ofreció Barcelona?

Abidal
Quedó claro que el club actúa con la frialdad de una empresa. La directiva considera que ya dio una muestra de cariño y apoyo hacia el jugador renovando su contrato cuando se le detectó el tumor en el hígado en 2011, pero que ahora, deben prevalecer los intereses deportivos.
Sandro Rosell y Andoni Zubizarreta ofrecieron a Abidal el cargo de director de las escuelas de futbol del Barça. Sin embargo, el francés cree que todavía puede ofrecer algo como jugador y mencionó que dejará el futbol si los doctores le dicen que su vida está en riesgo, pero no es el caso.

El legado

animoabi
Eric Abidal demostró que como persona es mucho más grande que como futbolista. El legado del francés no se cuenta por los títulos que ganó con el Barcelona, su legado lo lleva cada uno de sus compañeros en su corazón. Abidal fue un ejemplo de vida, de lucha, de entrega y le demostró a las personas con las que compartió vestidor que los futbolistas no son súper héroes, que siguen siendo humanos y no están exentos a ninguna enfermedad. El sábado, en el Barça-Málaga, se despedirá del Camp Nou un hombre que estuvo muy por encima de lo futbolístico, un hombre que consiguió una tregua en el peor momento de la rivalidad Madrid-Barça, un hombre que será recordado un héroe.