Han pasado casi dos semanas desde la primera batalla en La Bombonera entre Boca Juniors y River Plate, el saldo: empate a dos goles, con un Tévez pidiéndole a sus compañeros que alzaran la cara a pesar del sinsabor de no haber sacado ventaja en una final donde el pronóstico sigue siendo 50-50, nada para nadie.

Sin duda será una final de vuelta apasionante en la que el que se equivoque será recordado por la eternidad. Previniendo eso, veamos cuáles son las claves para obtener el título tanto de Boca como de River y mi pick.

RIVER PLATE

Factor Gallardo

El cuadro bostero ya fue víctima de las jugadas de ajedrez en momentos clave realizadas por Gallardo en la derrota que sufrió Boca a manos de River en la misma Bombonera.

Por una suspensión, «El Muñeco» estará en el palco, pero la sola presencia en el estadio le servirá de placebo al «Millonario», equipo que ya sabe lo que es confiar en su pastor tras la revolución que causó en el medio tiempo de la vuelta ante Grêmio, donde Gallardo bajó al vestidor y revivió a un equipo herido de muerte que resurgió en los últimos minutos de la vuelta.

Es local

El combate final se desarrollará con 63 mil almas apoyando en las gradas a River, donde ha ganado sus tres Libertadores, dos veces ante América de Cali y una ante Tigres, sin embargo, hay una variante en la ecuación: Boca no ha perdido de visita en la Libertadores 2018, además de que Guillermo Barros Schelotto no ha perdido en el Monumental, teniendo un saldo muy positivo en territorio «gallina».

Media cancha

Tiene un medio campo muy dinámico gracias a jugadores de gran técnica como «El Pity» Martínez, Juan Fernando Quintero y Exequiel Palacios, entre otros.

Además, los dirigidos por Gallardo tienen un buen juego colectivo debido al sistema 4-3-1-2 que maneja El Muñeco, donde «El Pity» es quizá el alma del equipo, además de que River recuperará para este juego a Ponzio, veterano en quien recae el origen ofensivo del equipo albirrojo gracias a su sabiduría y cabeza fría que lo hacen manejar los tiempos a su antojo. Sin duda su regreso será fundamental pudiendo permitirle también al técnico la opción del esquema 4-3-2-1.

Contraataque y otras armas para la guerra de Buenos Aires

Gallardo sabe jugar bastante bien al contragolpe, agazaparse bien atrás con Armani como principal artífice defendiendo la portería, como también lo hace Boca y como ya lo hizo River ante Independiente, por lo que si pega primero en casa tendrá la estrategia del contraataque a su favor El Muñeco.

Además de los contragolpes donde puede participar el talentoso Quintero para asistir a Pratto, River también tiene pegada de media distancia gracias a Palacios y no sólo eso, sino que El Millonario sabe remontar marcadores en momentos cruciales como ante Grêmio.

Finalmente, será esencial que River no pierda la batalla en media cancha, pues los contraataques a velocidad de Boca pueden ser letales y más si Boca se echa para atrás aunque éste último sufra. Sumado a ello, si se parte la relación entre media y delantera de River, es algo que puede lastimar mucho al equipo de Núñez, por lo que tendrán que ser muy cuidadosos si es que quieren la cuarta corona continental.

BOCA JUNIORS

Invicto como visitante

Algo tiene el equipo de los mellizos Barros Schelotto, que no ha perdido como visitante; si sabe jugar con la presión del público en contra, puede voltearle la presión a River, quien al ser local pudiera verse presionado de no marcar diferencia jugando con la ansiedad de los pupilos de Gallardo.

Media cancha y contragolpes

Tal como lo ha expresado Wilmar Barrios (quien ha salvado al equipo en la línea de gol), la batalla en media cancha será fundamental, pues es donde ambos equipos presionan y será esencial la recuperación de Nández y Pablo Pérez, así como mantener compacta esa zona, para que gracias a su buena técnica, ambos volantes puedan aportar también a la ofensiva mandando pases largos a atacantes veloces y fuertes, como Ábila y Sebastián Villa, este último ha recibido la confianza del estratega gracias a su habilidad desde septiembre, pudiendo jugar con él un esquema táctico de 4-3-3.

Sin embargo, la ausencia de Pavón abre la posibilidad a dos parados diferentes, el primero es el 4-4-2 donde Benedetto acompañaría a Ábila en la delantera y el segundo, en donde el 4-4-1-1 favorecería la entrada de Carlos Tévez, quien en La Bombonera fue muy peligroso para River al aprovechar los espacios, dejando una asistencia para Benedetto que el arquero Armani se encargaría de frustrar en un mano a mano que fue clave en la última jugada de peligro del partido.

Además de ello, los contragolpes orquestados desde la defensa serán de gran importancia para las aspiraciones bosteras, ya que durante largos lapsos del partido, el equipo de los mellizos Barros Schelotto podría dedicarse a esperar, saliendo rápido de contragolpe aprovechando la ya mencionada velocidad de Villa.

Ábila y Benedetto encendidos

Desde el partido de ida contra Palmeiras en donde Darío Benedetto consiguió un doblete, los últimos seis goles de Boca han sido de esta dupla letal, pudiendo jugar juntos o no; y sin importar que el equipo de los Barros Schelotto tenga una escasa elaboración de juego, la efectividad puede ser la principal ventaja para buscar la séptima corona y empatar en la cima a Independiente de Avellaneda.

Además, Boca no sólo sabe anotar desde fuera del área, sino que también aprovecha los balones parados para hacerle daño a River, como ya lo demostró Benedetto, aprovechando así un punto muy débil que tiene el equipo de Gallardo: mala defensa a balón parado.

Combinaciones en ataque

Más allá que Boca Juniors no tenga un fútbol tan elaborado, lo compensa con las individualidades, las cuales hacen buenas combinaciones por las bandas para después lograr anotaciones, en donde participan jugadores talentosos como Pablo Pérez y Zárate, entre otros, para darle una variante al ataque bostero. Sumado a ello, Boca también debe aprovechar los balones parados con la técnica de Olaza.

Lo que debe cuidar

Si bien regresará quizá Andrada a la portería para darle mayor confianza a la defensa y tras buenas actuaciones de Rossi, Boca no debe agazaparse tanto tiempo atrás, pues ante River eso puede ser suicidio, sabiendo que le remontó al campeón vigente, Grêmio.

Tampoco puede perder en intensidad, confiarse en exceso o desconcentrarse en defensa, pues Izquierdoz, ya se dio cuenta que sus errores en la defensa pueden ir al marcador en contra de Boca.

Conclusión

Aunque ligeramente River es favorito por ser local, observo un duelo muy parejo, en donde River tiene el juego elaborado, mientras que Boca Juniors cuenta con dos delanteros enchufados con el gol.

Ambos saben jugar al contragolpe, por lo que quien anote el primer gol podrá jugar con la desesperación del otro, sin embargo, también tienen fallas en defensa que pueden ser cruciales, ya sea a balón parado o por falta de concentración.

Por otra parte, ambos tienen buena pegada desde fuera del área, además de buenas combinaciones por las bandas por Boca, y juego más elaborado de River.

Sigo pensando que Boca Juniors ganará y en penales debido a la paridad de planteles, pues más allá de estar invicto con Schelotto en el Monumental, aún tiene abierta la herida por haber perdido en la Superliga Argentina contra River en casa y la eliminación en la mesa en su último duelo, donde a la postre el equipo saldría campeón de Libertadores ante Tigres. Sin embargo, la mano de Gallardo en el vestuario puede marcar la diferencia ante un Boca hambriento de Libertadores.

El que gane se llevará la gloria, el que pierda buscará una pronta revancha.

Pronóstico Gurú: Boca Juniors Campeón.