Cambiar de técnico no es la solución

lunayortegaSalvo que hayan existido problemas muy fuertes, no se explica la salida del Chelís, su trabajo no fue brillante ni mucho menos, hizo lo que debía con lo poco que tenía. Podemos discutir sobre los conocimientos tácticos de Sánchez Solá pero, siendo honestos, el techo de rendimiento que puede alcanzar una plantilla como la del Veracruz es muy bajo, ningún director técnico puede hacer magia.

Lo más desconcertante es que quienes reemplazan al Chelís son Juan Antonio Luna y Cristobal Ortega, ¡quienes hace escasos meses eran reemplazados por el Chelís en el banquillo del Veracruz! ¿Qué está pasando? Luna y Ortega son muy capaces y tienen la ventaja de conocer la plantilla y la estructura del club desde mucho antes que fueran los Tiburones Rojos, cuando todavía eran La Piedad e incluso antes, cuando eran los Albinegros de Orizaba, pero, entonces, ¿por qué destituirlos y volverlos a contratar?, ¿es valido tener un entrenador sólo por cuestión de tres o cuatro meses?, ¿la afición de los Tiburones puede creer en un proyecto sólido para su equipo con decisiones como éstas.