FCB

Humillante es el mejor calificativo que describe la eliminación del Barcelona en la Champions League ante Bayern Münich. En ningún momento del partido hubo intención de remontar, un equipo sin hambre, una escuadra que se murió sin nada.

Ya se buscan responsables por la estrepitosa caída, y tanto Sandro Rosell como Andoni Zubizarreta tendrán que dar la cara por los malos resultados de los culés en los encuentros clave. Esto es lo que pasará con el Barça:

Quitarán peso a Messi

Messi-lesionado

Independientemente de su ausencia en el partido de ayer, el equipo culé no hubiera remontado. Seguramente los blaugranas ficharán a un delantero para acompañar en el ataque al argentino y quitarle la responsabilidad de hacer los goles.

Los rumores apuntan a que los blaugranas contratarán a el jugador del Santos brasileño Neymar, quien no ha demostrado tener los argumentos futbolísticos jugar en tan distinguido club. Si no es él, el que llegue tendrá que ser el mejor confidente del 10, para que puedan regresar a la a competir en Europa.

Reforzaran la defensa

Jordi-Alba

La manera en la que los alemanes perforaron una de las mejores defensas de los últimos años, hace que se replantee realizar una contratación en la parte baja que pueda ser el complemento de Piqué, éste que tampoco ha estado en su mejor nivel desde hace 18 meses.

Marc Bartra no tiene la calidad para permanecer en la entidad catalán, pues si lo comparamos con Varane, está a años luz de igualarlo. Finalmente, Alba, ha dejado mucho que desear y Puyol necesita descansar más. Es momento de fichar a alguien que se vuelva el líder de los catalanes en la zaga.

Incertidumbre sobre Tito

Tito

Tito Vilanova es el principal responsable del fracaso del equipo. Los cambios que realizó en el partido, sacando a Xavi e Iniesta fue incomprensible, y muchos de los hinchas le recriminaron eso. Sus cualidades como entrenador se ponen en duda por la poca imaginación que tuvo para encarar desde el inicio la remontada ente Bayern.

Sandro Rosell, dirigente tendría que destituir a Vilanova, ya que ha demostrado que el equipo le queda grande. Lamentablemente, se quedará en el cargo y el futuro es más preocupante que esperanzador.