Mucho ha cambiado desde aquel 5-1 que el Barcelona le propinó al Madrid de Lopetegui, un partido que no contaba con un formidable atacante como Vinicius, quien desborda a placer por la banda izquierda y que poco a poco le ha ido quitando el puesto a Bale como protagonista.

Será un matar o morir para el Real Madrid con respecto a sus aspiraciones por LaLiga, ya que existen nueve puntos de distancia entre los líderes culés y los aún terceros, merengues; sin olvidar que los colchoneros (50 puntos) buscan aprovechar El Clásico para alejarse de Real Madrid (49 puntos) o acercarse al Barcelona (58 puntos). Por lo cual me surge la siguiente pregunta ¿Quién ganará El Clásico de España, Real Madrid o Barcelona?

REAL MADRID

Un equipo difícil de descifrar, pues un día le gana en su casa al Atlético de Madrid con arbitraje cuestionable al igual que el presenciado en Levante y otro pierde con Girona por querer conservar una ventaja frágil.

Si bien, el origen de Solari es el mismo que el de Zidane en cuanto al Real Madrid Castilla, tal parece no ha generado la misma unión y respeto que solía tener Zidane en el vestuario, con un Isco más que descartado, un Bale que no termina de cuajar y con Marcelo que se ve exhibido por las debilidad defensiva del Madrid; además, no olvidemos que aquel equipo merengue tenía descontentos a James y Morata, pero contaba con una mejor versión de Marcelo, además de tener una mejor plantilla a su disposición con un estilo ya distinguido, algo que al Madrid de Solari le falta.

Además, la solidez defensiva le sigue pesando al cuadro de Florentino Pérez, en donde Ramos sigue sin ser el mejor defensa del mundo que muchos presumen pero que el central sigue sin demostrar, con Nacho expulsado para El Clásico y Varane con un autogol a media semana ante el mismo Barcelona

Un Madrid, que no figura en media cancha, a pesar de las contadas asistencias de Modrić y los esfuerzos por maquillar un mala funcionan por parte de Casemiro, una escuadra sólo rescatada por el empuje sin gol de Vinicius al cual le ha ayudado mucho la compañía de Benzema, pero que a veces sufre la ausencia del galo ante el ímpetu jovial del brasileño.

Si bien, Madrid por momentos se vio mejor que Barcelona en la Copa del Rey, no logra concretar ante el marco y eso le puede costar una Liga más, concediendo la misma a su odiado rival.

BARCELONA

Barcelona parece regresar a las andadas de segunda mitad de temporada, las mismas que pueden frustrar una vez más sus aspiraciones en Europa, ya que tan sólo recordar que ante Athletic Club, el equipo fue salvado por Ter Steven y sus milagrosas salvada, más adelante, un dudoso penal sobre Piqué le dio el resultado a los de Valverde que no tuvieron un buen funcionamiento ante un equipo débil que logró detenerle un penal a Messi gracias a su portero, Masip, y que se acentuaría con 25 remates sin éxito en la ida de la Champions League por los octavos de final ante Olympique Lyonnais y que terminaría en empate sin goles.

Poco después llegaría la redención gracias al triplete de Messi para darle la vuelta a Sevilla, que lo tenía abajo en el marcador, duelo que sirvió para terminar la sequía goleadora de Suárez, quien con doblete retomaría confianza ante Real Madrid en la vuelta de la Copa del Rey, después de un dominio merengue sin reflejo en el marcador durante el primer tiempo.

HERIDA ABIERTA:  ELIMINACIÓN MERENGUE EN COPA DEL REY

El cuadro de Solari viene herido tras la eliminación por goleada en el Bernabéu en Copa del Rey, semanas después de perdonar en la ida en el Camp Nou y que sólo la entrada de Messi pudo resolver las cosas a favor del empate blaugrana, equipo que sin el argentino le costaba dar pases, salir de su cancha y encontrar profundidad para localizar a sus atacantes. Una ida en la que Benzema gracias al inicio de jugada de Vinicius, pisos asistencia para Vázquez para abrir el marcador en el que Malcom dio el empate a los culés.

La vuelta fue al mismo tenor, con Barcelona cuarteado, sin encontrarse con la pelota en el primer tiempo y con los merengues insistentes al ataque pero que depositan su fe en Vinicius, a quien no se le puede reprochar a sus 18 años.

Sin embargo, en la segunda parte, Dembélé despertó y exigió al Madrid encontrando a Suárez para el gol, mientras Ter Stegen seguía con su batalla ante Benzema; el 0-2, causado por autogol de Varane fue lapidario y el 0-3 de penal de panenka de Suárez, sólo fue para la anécdota de un Madrid que desaprovechó un primer tiempo en el que cabalgaba a placer ante un chato equipo culé.

CONCLUSIÓN

Tal parece que al Madrid le gustan los partidos contra equipos grandes, de su categoría, la cual por momentos !e falta a !la merengues ante equipos de menor talla, pero no acaba por definir los partidos ante el arco y eso es algo que ya aprovechó un equipo culé para eliminarlos de la Copa del Rey tras desaparecer en los primeros tiempos.

Sin duda, la velocidad y regates de Dembélé, el despertar goleador de Suárez o las hazañas para remontar de Messi pueden hacer la diferencia ante un Madrid al cual le urge un nueve meta más goles a pesar del buen funcionamiento de Benzema en esta temporada, será un partido parejo que se definirá por los detalles y que será empate gracias al aprendizaje merengue de ambos encuentros, aunque no descarto la victoria blaugrana y el fin de LaLiga para los merengues, gracias a la falta de contundencia madridista, algo que sí tiene Barcelona por momentos a pesar de su funcionamiento.

PRONÓSTICO GURÚ: EMPATE