“…y entonces un caballo negro – del cual nunca nadie había oído hablar, y al cual nadie había advertido en las listas – pasó volando junto a la tribuna logrando un triunfo arrollador”. – Benjamin Disraeli, de su libro ‘The Young Duke’ (1831)

 

caballoLa frase anterior  es el primer registro que se tiene del término “caballo negro”, utilizado en alusión a un ganador inesperado de una competencia. Benjamin Disraeli, dos veces Primer Ministro británico a finales del siglo XIX, cuenta en su libro ‘The Young Duke’ la historia de un hombre -misterioso y desconocido por todos- y su caballo negro, quienes iban de pueblo en pueblo ganando carreras y embolsándose sus jugosos premios.

El término nace evidentemente en las carreras de caballos, pero su uso se ha extendido a todos los deportes, y el futbol deporte que lleva el elemento de lo inesperado en su ADN, no es la excepción. Las grandes competencias de futbol han sido  siempre escenario de sorpresas en dónde el débil vence las adversidades, logrando un momento de gloria: Estados Unidos, Suecia, Croacia y Turquía han logrado el tercer lugar Copa del Mundo. Dinamarca y Grecia han levantado la Eurocopa contra todo pronóstico. En México tuvimos nuestro momento más ilustre al ganar la medalla de oro en los juegos olímpicos de Londres cuando nadie daba nada por nuestra selección. Otros, como Corea del Sur, Bulgaria o Ucrania, aunque no han logrado triunfar, han dejado inolvidables participaciones en Copas del Mundo y su premio es que perdurarán en la memoria de todos, para siempre.

¿Quién, entonces, será el caballo negro en Brasil 2014? Aquí te presentamos algunas de las selecciones que podrían dar la campanada.

Nota: Inglaterra, Francia y Uruguay, aunque no parten como favoritas, son selecciones campeonas del mundo, y un papel decoroso es lo menos que se podría esperar de ellas. Por tal motivo, no están consideradas en este análisis como posibles caballos negros.