Importante mencionar que el semestre pasado el galardón fue para Jordan Silva (Toluca). Y en esta ocasión no consideramos a los jovénes de Pachuca, a Orbelín Pineda, entre otros porque ya habían participado antes en Liga MX.

Empezaré con decir que es un partido siempre interesante, Chivas y Rojinegros son símbolo de pasión y odio cuando se reúnen en un terreno de juego, pero el odio deportivo y la rivalidad se han desbordado y confundido con la violencia, pues los desmanes en las famosas barras de los equipos están a la orden del día, algo que se tendrá que evitar por parte de las autoridades correspondientes a la seguridad pública.

En lo futbolístico y dejando totalmente fuera lo extra-cancha, debemos reflexionar: Actualmente Atlas y Chivas son dos equipos que compiten en diferentes niveles. Chivas pelea por no descender, pero también por clasificar y hacer un buen papel en liguilla (bendita Liga MX), por el otro lado, el Atlas de Matosas lucha por lucir mejor, cerrar de manera digna el torneo y, de milagro, clasificar.

Este choque tiene un toque especial, pues con todo lo vivido por ambas aficiones, seguramente las instituciones tienen marcado este partido como una victoria necesaria esta temporada.

A pesar de lo parejo que luce el duelo, creo que los de Matosas serían los indicados para repuntar y aprovechar la confianza que adquirirá al ganar dicho encuentro. Veamos las claves para que esto pase.