Tras dos jornadas del torneo de Apertura 2018 tenemos a cuatro equipos con arranque perfecto de dos victorias: Pumas, Cruz Azul, Monterrey y Tigres. Estos equipos no sólo han obtenido los puntos, también han tenido buenas presentaciones acompañadas de un buen desempeño en el campo de juego.

De los equipos del norte no me extraña esta situación ya que gracias a caros planteles y a sus respectivos entrenadores, siempre esperamos que estén compitiendo en los primeros lugares. Cruz Azul sorprende porque aunque tiene una buena plantilla, venía de torneos desastrosos. Y por otro lado están los Pumas, el equipo que da menos certezas y el cual me hace preguntarme si tendrá lo necesario para verlo en liguilla y trascender  como el famoso  “caballo negro”  o sólo es un espejismo como el torneo pasado.

Buen inicio de los Pumas

Pumas inició con una contundente y clara victoria contra Veracruz en el puerto venciéndolo 0-2 donde se estrenó su nuevo refuerzo Felipe Mora con un buen gol y también anotó Pablo Barrera. Siempre será una buena noticia que tus hombres en ataque adquieran confianza desde la jornada uno.

El partido de jornada 2 contra Necaxa fue un juego lleno de errores y que por lo tanto estuvo acompañado de muchos goles (5-3) pero vimos un juego abierto, entretenido, de ida y vuelta y con una atractiva propuesta de ambos conjuntos.  Me queda claro que me gustará la propuesta de Pumas en este torneo.

Ya no cuentan con Nico Castillo y contra todo pronóstico, parece que el equipo podría jugar mejor sin él ya que eran muy dependientes de lo que Castillo pudiera hacer; los jugadores le mandaban el balón y se desatendían de la responsabilidad de crear peligro en el ataque.

Pumas lo quiera o no, ya no podrá depender de un solo jugador, ya que ninguno de sus jugadores actuales tiene esa capacidad o calidad. Sin embargo, viendo el trabajo ofensivo de las dos últimas jornadas toda la responsabilidad estará más repartida entre Martín Rodríguez, Mora, Barrera y Carlos González.

Hemos visto que tanto Mora como González se complementan muy bien y se conectan de buena forma con Martín Rodríguez, es una ofensiva muy diferente a la que jugó el torneo pasado. Diferente, sin mencionar que tienen la opción de Matías Alustiza en la banca.

Será un espejismo más

Loable lo de Pumas en estas primeras jornadas pero vi a otros equipos como Tigres, Monterrey y Cruz Azul que también ganaron sus primeros dos partidos, equipos con potencial mucho mayor y que es probable que mantengan un nivel relativamente competitivo para mantenerse en zona de liguilla todo el torneo.  Situación que dudo que pase con Pumas.

Creo que Cruz Azul, Monterrey, Tigres y América (aunque no haya iniciado con dos victorias) conforme avance el torneo tendrán más fondo físico y futbolístico que los universitarios y que los jugadores de Pumas irán bajando su nivel con forme avancen las jornadas. Ya vivieron algo similar el torneo pasado, cuando ganaron las primeras 6 jornadas y después pasaron 8 sin ganar.

Las primeras seis jornadas de Pumas del torneo anterior fueron un espejismo, no dudo que estas primeras dos victorias puedan ser lo mismo y que llegando a la jornada 5 o 7 veamos que no eran tan buenos como parecían.

Felipe Mora, Martín Rodríguez y Barrera son jugadores de mediano nivel pero muy intermitentes. Ni Rodríguez ni Mora se habían consolidado en Cruz Azul, ninguno de estos dos jugadores había logrado ser importante para el equipo, sin mencionar que Pablo Barrera es el rey de las lesiones y de la irregularidad.

El equipo pende de un hilo, dependerá mucho de que sus muy voluntariosos e irregulares hombres de ataque mantengan el ritmo hasta ahora mostrado porque de medio campo hacia abajo no veo la fortaleza ni la calidad suficiente para sostener al equipo. Escamilla, Quintana, Mozo, Mendoza, no dan garantía de nada (todavía) en cuanto a la defensa de la portería propia.

Conclusión

Veo una calca del inicio del torneo anterior, Pumas muestra un equipo veloz, con una propuesta ofensiva atractiva y entretenida pero todos los hombres de ataque se han caracterizado por ser intermitentes y por no aparecer en momentos complejos. Y tiene una línea defensiva joven que no garantiza estabilidad, seguridad ni temple.

Creo que Pumas en estas dos jornadas ha mostrado el máximo de su capacidad mientras que otros han jugado a medio gas y con el paso de las jornadas mostrarán mucho más como Monterrey o América.

No lo veo siendo el caballo negro del torneo, no sorprenderá a nadie, conforme pasen las jornadas el equipo irá decayendo y tal vez alcance a colarse en el lugar 7 u 8 de la liguilla, pero así como entre le darán la despedida y regresará a casa.