La constancia, esta definida como la firmeza y la perseverancia en las resoluciones, en los propósitos, actividades o acciones. Lo mostrado por los Cowboys hasta el momento ha ilusionado a más de uno, incluyendo a propios y extraños. Pero, ¿es en realidad un contendiente serio en el largo trayecto al Súper Tazón que culminará en Arizona?.

¿A dónde vas conejo Blass?

«¡Ándale, Rami! Nos vemos el otro año».

¿Cuántas veces hemos visto esta imagen? Estos Vaqueritos llevan un camino bastante firme, han sorprendido a muchos y en verdad parece que son reales. Solo los grandes equipos logran hacer de la constancia algo intrínseco en su marcha semana a semana durante la temporada, si hay complicaciones, buscan la forma de ganar en el último segundo y continuar afinando los pequeños detalles que provocaron dichas dificultades. Los Boys, no han ganado absolutamente nada, hicieron un gran juego en una prueba bastante pesada en Seattle, pero no hay duda que deben seguir por el mismo camino, trabajando jugada tras jugada, partido tras partido, si este equipo se deja llevar y empieza a sentir que son el mejor equipo de la NFL, diciembre, el frío, y equipos que irán de menos a más, dirán otra cosa y la historia no cambiará mucho para los Taqueros.