“El mundo no paga a los hombres por lo que saben. Les paga por lo que hacen o inducen a otros a hacer.”

Esas son las palabras de Napoleón Hill, escritor norteamericano de principios del siglo XX.

Frase que se acerca mucho al presente de los Chicago Bulls. Lideres no solo de la conferencia Este de la NBA, si no que terminaron la campaña como #1 de toda la liga, ¡¡¡TODA LA LIGA!!!. Superando en números a rosters como el de Los Ángeles Lakers, Boston Celtics y al “Monstruo de 3 cabezas” el Heat de Miami.

El pasado sábado comenzó la postemporada de la NBA, y fue justo con el juego de los Bulls vs los 76ers, jugado en el United Center. Un partido normal, sin ninguna sorpresas, Chicago mostrando el juego al cual nos acostumbro a lo largo de la temporada. Buen juego en conjunto, la mejor defensa en la liga, ganando la mayoría de los rebotes y dueños de la pintura. Todo parecía normal y con el juego ya decidido, Tim Tibhodeau decidió dejar a sus titulares en la duela. Y justo cuando falta 1:10 por jugar, el MVP de la campaña anterior, Derrick Rose tomo el balón, encaro a Iguodala y en una de sus clásicas coladas en la pintura dio un salto del cual no cayo bien y así fue, como en una jugada “tonta” el hombre clave de Chicago sufrió rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha.

Una lesión que a muchos les ha parecido innecesaria y tonta, poniendo como principal responsable al Coach Tim Tibhodeau, ya que no saco al cuadro titular a pocos minutos de terminar un juego ya resuelto.

Desde entonces se ha comenzado a hablar del futuro de los Bulls sin su principal figura en lo que resta de la postemporada, y muchas personas ya dan como 1 hecho que Chicago, el mejor equipo de la NBA fracasará en Playoffs. Pero en verdad, ¿Es tan dolorosa la perdida de DR para los Bulls???

Yo en un particular punto de vista (y quitándome la afición que tengo por los Bulls) pienso que no es tan grave la perdida de Rose de cara a la postemporada. Es verdad que DR es un jugador distinto a los demás y que esta a un nivel superior del resto. Sin embargo, el antes de esta lesión no estaba al 100% y le costaba mucho trabajo entrar al ritmo del equipo en los últimos partidos de la temporada regular.

Basta con acordarnos del juego vs los Knicks en el Staples Center. Ahí fue el flamante regreso de Rose a la duela después de 27 juegos fuera de la duela. Un partido emocionante donde los Bulls le compitieron y enserio al equipo sensación de la NBA y en los momentos cruciales del partido, les dejaron todo el peso del equipo a DR y simplemente el MVP nos demostró que no podía, que no estaba bien físicamente y se veía oxidadon.

¿¿¿Quieren otro ejemplo???

El partido vs el Heat en Chicago a final de temporada. Ahí Derrick Rose tuvo la peor noche en su carrera en la NBA. Perdió 5 balones y de 14 veces que tiro al aro, tuvo la FABULOSA cantidad de 2 puntos. Y adivinen que? Ese día Chicago gano el partido en OT.

¿A que voy con todo esto?

Los números de Chicago sin DR no son tan malos, ni tan graves como muchos piensan. 18-9 y de esos 9 en mínimo 3 tampoco contaron con jugadores clave como Gibson, Bozzer y C. J. Watson. Eso es en cuanto a números, pero si vamos a verlo por el lado del Basquet, sin DR, Los Bulls nos enseñaron una nueva cara que pocas veces se la habíamos visto. Un juego en conjunto, bien ordenado, jugando con un solo jugador interno y con 4 externos, rotando en balón de forma constante y bien acoplados a la hora de defender.

Y aún con la falta del MVP, jugadores como Carlitos Boozer, Joakim Noah, Luol Deng y el que a mi gusto es el 2do mejor triplero de la liga (después de Paul Pierce) Kyle Korver se echaron el equipo al hombro y sacaron triunfos importantes en canchas difíciles como en Orlando, Boston e Indiana. Sumado a las gratas revelaciones de C. J. Watson y Jhon Lucas lll que demostraron que en la NBA no todo es potencia y altura si no habilidad y garra, mucha garra, además del 2do aire que parece tomo Richard Hamilton, que en la parte final de la fase regular termino siendo el líder en puntos del equipo.

Todo lo anterior me hace pensar que Chicago no sufrirá tanto la perdida de DR y que si logra llevar acabo ese basquetbol de conjunto que realizo en la temporada regular sin Rose, puede competirle al cualquiera en estos Playoffs y lograr el ansiado campeonato, que la afición de los Bulls esperamos desde hace ya 14 años.

¿Ustedes que piensan? ¿Afectara en demasía la ausencia de Rose en Chicago en estos Playoffs?

Mándenos sus respuestas y las discutimos juntos.

@GurusDeportivos

@viyick_