El 2017 nos ha dejado huérfanos de ídolos, ya que pesos pesados que marcaron a toda una generación ha decidido «colgar las botas» y dejar un enorme vacío. En espera de que no nos abandonen más símbolos, repasemos a los que más echaremos de menos.

5. Phillipe Lahm

Jugador insignia del Bayern München y la Selección Alemana. Artífice de grandes goles y un nivel estándar que enamoró a la grada desde el primer hasta el último día de su carrera. Símbolo de eficiencia y éxito, al más puro estilo alemán, ganó todo, desde Champions hasta la Copa del Mundo, siendo Brasil 2014 su alfombra de despedida.

Se marchó como los grandes, en plenitud y en la cima del orbe.

4. Xabi Alonso

Xabi es otro trotamundos que decidió retirarse este año y que también lo ganó todo. Si bien no es tan mediático como los otros integrantes de la lista, Xabi es de esos jugadores de perfil bajo que son INDISPENSABLES en cada plantel exitoso, sino que le pregunten a Liverpool, Real Madrid o Bayern München.

El ex-Real Sociedad fue de los primeros en abrir fronteras para los jugadores españoles e irse a triunfar en el extranjero, no por nada, es parte de la generación dorada que ganó Euro y Copa del Mundo para la furia.

3. Francesco Totti

Vaya que fue emotiva la despedida de Il romano di Roma. Y es que fue el adiós de un símbolo, uno de esos «raros» que se casan con una playera toda su vida y se vuelven eternos.

Por lo mismo, el hecho de haber quedado toda su vida con la Roma, provocó que en cuanto a títulos palidezca en comparación con otros gigantes de su generación, aún así, el fútbol lo premió levantando el título mundial con Italia en 2006.

2. Andrea Pirlo

Está de salida la generación de los genios, aquellos que inspiraron a que muchos nos enamoráramos del fútbol europeo. Y otro símbolo de aquella época es Andrea Pirlo. Il architetto tuvo un andar extraño, dando tumbos en equipos rivales como Inter, Milan y finalmente Juventus, sin embargo, su enorme nivel y talento provocaba que los hinchas lo amaran sí o sí.

Con más de diez títulos en su mochila, uno de los jugadores más exquisitos que hemos visto en los últimos años abandonó las canchas durante este año.

1. Kaká

El más reciente y, al menos para mi, doloroso de los retiros que se dieron en este 2017. Kaká es uno de los más grandes que he visto en los últimos años, el último que rompió con la monotonía de que ganaran siempre los mismos, y que vio sus mejores años con aquel glorioso Milan que lo ganó todo. Si bien su paso por el Real Madrid fue un error, sus números, galardones individuales y colectivos lo sitúan en el lugar que merece.

Con drible atípico, velocidad y manejo de balón superiores, Kaká deja un hueco tremendo en el fútbol moderno. Igual me hubiera gustado verlo más tiempo, pero parece que las lesiones no le permitieron volver a brillar, aún así, quedémonos con aquel recuerdo del imparable Ricardo Izecson dos Santos Leite.