2.Gran Premio de 1992

El último Gran Premio de México fue el 22 de marzo de 1992, el inglés Nigel Mansell fue amo y señor de la carrera a bordo de un Williams con suspensión activa que dominaría todo el campeonato. Ayrton Senna volvió a chocar, ahora en las «eses» de Solana y Riccardo Patrese, en el otro Williams, acompañaría a Mansell en el segundo escalón del podio. Pero esa tarde ocurriría algo especial, pues ese día consiguió su primer podio un joven piloto que, a la postre, se convertiría en el más ganador de todos los tiempos. El joven era Michael Schumacher.