3. Real Madrid 0-3 Barcelona

19 de noviembre de 2005

ronaldinho-barcelonaUna noche simbólica para el fútbol mundial, no hay nada mejor en este maravilloso deporte, que ver la enorme rivalidad que existe en un clásico, la de Real Madrid y Barcelona es una de las más poderosas, tanto que es capaz de detener al mundo, por lo mismo, cobra mucho más significado, lo que sucedió la noche del 19 de noviembre de 2005, cuando la afición rival, la hinchada del Madrid, se rindió ante el más grande en ese momento, Ronaldinho y su magia dejó en el piso a «los galácticos» y le dio una muestra de su mejor fútbol, tan grande fue la exhibición, que la mayor parte del Santiago Bernabeu le despidió con aplausos, algo poco visto en una rivalidad de este tamaño.

La visita al Bernabéu fue muy significativa para el camerunés Samuel Eto’o, porque éste fue el equipo que le desdeñó y no supo darle la oportunidad de triunfar, a causa de eso, el gol anotado al minuto 15, fue y lo gritó como quien encuentra su catarsis, golpeándose el pecho y sintiendo los colores baulgranas, a partir de ahí, el encuentro fue un monólogo barcelonista, que no encontró oposición en ninguna parte del campo, los grandes nombres madridistas como: Ronaldo, Beckham, Zidane, Robinho, ninguno tuvo la personalidad para sacar a su equipo a flote, siendo el único rescatable, Iker Casillas, quien tenía una de sus habituales actuaciones, evitando una mayor goleada. Ronaldinho cerró el partido con un doblete, los cuales fueron de una manufactura especial, el brasileiro se cansó de arrastrar a la defensa capitalina por toda la banda izquierda, definiendo magistralmente ante la salida de Iker, tras la consecución del segundo tanto, el estadio se levantó para aplaudirle al amazónico, sabiendo reconocer la derrota.