5. Stanislas Wawrinka y tercer Grand Slam

El llamado “otro suizo” parece estar hecho para las grandes citas. Stanislas Wawrinka es uno de los mejores tenistas del mundo, pero no se caracteriza por ser un jugador regular a pesar de tener una técnica y un golpeo de pelota privilegiado que lo lleva a la élite del tenis. En este 2016 llegó a acarrear una racha de 11 finales consecutivas con victoria, misma que culminó en San Petersburgo.

Pero este año que está por concluir tuvo al suizo conquistando otra vez un Grand Slam, sitio donde se transforma y juega con soltura y frialdad que le permite ganarle por segunda ocasión a Novak Djokovic en una final de esta índole. El escenario fue Flushing Meadows (US Open), con un partido que se desarrolló en 4 sets y que, en el desenlace, “Stan” fue quien terminó imponiéndose para así conquistar el tercer Grand Slam de su carrera en tres escenarios distintos (Australia, Francia y Estados Unidos).

Sin duda, Wawrinka se encuentra en el mejor momento de su carrera y explota sus habilidades ante grandes tenistas de época como Roger Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic, la pregunta es ¿puede “Stan” llegar a ponerse esa etiquete de tenista de época? El futuro próximo lo dirá.