2.Andy Murray como número 1 del mundo.

Ya repasamos la historia de Kerber y su alza hasta la cima del ránking, ahora toca hablar del lado varonil con Andy Murray que derrocó el dominio de Djokovic y el número uno del mundo, lo que a principios de año parecía un sueño guajiro. El británico alcanzó la cima el 5 de noviembre tras alcanzar la final en el Masters 1000 de París y convertirse en el nuevo uno del ATP.

Y el ascenso comenzó desde su título en Wimbledon en julio, después vino la regularidad en Río con el oro olímpico (doblete) y el comienzo de una constate suma de puntos a su favor hasta la final del torneo de Maestros en Londres, donde el escocés demostró que no era casualidad la toma de la cima del ránking con una sólida victoria ante el propio serbio en la final del certamen en Inglaterra.