Este 17 de agosto iniciará una nueva temporada en La Liga, competición que vivirá su primera edición post CR7. ¿Qué tanto afectará la partida del astro portugués a la auto denominada ‘Liga de las Estrellas’?

Aunque la ventana de transferencias en España permanecerá abierta hasta el próximo 31 de agosto, actualmente ya se han registrado interesantes arribos de jugadores que prometen romperla en sus nuevos clubes.

5. Joris Gnagnon (Sevilla)

Puede que el nombre de este central francés no sorprenda a nadie, sin embargo, se trata de una de las principales apuestas del Sevilla para esta temporada.

Su trabajo, de entrada, consistirá en suplir la baja de su compatriota Clément Lenglet -quien fichó por el Barcelona- y capacidades para conseguirlo tiene de sobra.

A sus 21 años, entre sus principales características se encuentra la fortaleza física y el juego aéreo, además, pese a su corpulencia, no desentona en velocidad.

4. Thomas Lemar (Atlético Madrid)

Llegado por petición expresa de su compatriota Antoine Griezmann, Lemar arribó al Atleti con la firme intención de convertirse en una pieza clave en el equipo del Cholo Simeone.

Recién coronado campeón del mundo, a sus escasos 22 años, el extremo galo buscará formar una dupla de terror con el Principito, con quien lleva una gran amistad.

Tras su arribo, el cuadro colchonero contará con tres campeones del mundo (Thomas, Antoine y Lucas Hernández), por lo que “la Champions es un objetivo”, reconoció el jugador, quien aseguró que harán “todo para intentar ganar el torneo continental”.

3. Michy Batshuayi (Valencia)

A mi parecer, uno de los delanteros más infravalorados de la actualidad. En el Chelsea tuvo muy pocos minutos para lucirse, sin embargo, cuando tenía la oportunidad solía responder con buenas actuaciones y anotaciones.

Pero fue en su breve paso por el Borussia Dortmund donde demostró lo que puede hacer con un poco de confianza: marcó 10 goles en 14 partidos.

“Cuando se siente importante, es imparable”, llegó a comentar Marcelo Bielsa, quien lo dirigió en el Olympique de Marsella. Y es que, a sus 24 años, el atacante belga posee una personalidad potente que, de explotarse, puede llegar a materializarse en muchos goles.

“Quiero crecer y que el equipo también lo haga. Me puedo adaptar muy bien al estilo de Marcelino [técnico del Valencia] y podemos hacer algo grande todos juntos”, declaró durante su presentación.

2. Malcom (Barcelona)

A sus 21 años de edad, el extremo brasileño posee las habilidades necesarias para convertirse en ídolo blaugrana y en una de las máximas figuras del futbol mundial en los próximos años.

Proveniente de una liga con pocos reflectores, el hecho de haber sido fichado por el Barça jugando con el modesto Bordeaux francés ya tiene su mérito.

“Me encanta el estilo de juego, quiero formar parte de él”, aseguró tras su llegada, y sin duda tiene las características para encajar perfecto en el esquema blaugrana.

Desempeñándose principalmente por la banda izquierda, Malcom suele desquiciar a los rivales con su agilidad y capacidad para el regate, características que adereza con un olfato goleador que se encuentra en pleno desarrollo, tal como ya lo ha demostrado en los partidos de pretemporada que ha disputado.

1. Thibaut Courtois (Real Madrid)

Llega tras ser reconocido como el mejor portero en Rusia 2018, donde consiguió el tercer lugar con Bélgica, ni más ni menos.

Su arribo sigue la tradición del conjunto merengue por fichar a una de las principales figuras que brillaron durante la justa mundialista, siguiendo los pasos de Ronaldo en 2002, Cannavaro en 2006, Sami Khedira en 2010 y James Rodríguez en 2014.

La llegada de la ‘Tarántula’ al Santiago Bernabéu avivó el debate que desde hace años corre entre un sector de aficionados, y que gira alrededor de Keylor Navas. Aunque el guardameta tico ya forma parte de la historia blanca tras haber sido el portero titular en el triplete conseguido durante las tres últimas temporadas en la Champions League, lo cierto es que sus actuaciones no han convencido del todo a la exigente afición merengue.

A priori, Courtois reúne todos los requisitos que necesita la posición como guardameta del Real Madrid: es un monstruo bajo los tres palos, posee gran carisma y es completamente profesional.

“Fisicamente he ganado mucho músculo en Inglaterra. Soy más maduro. Cuatro años en la Premier aportan mucho. Es una gran experiencia y creo que he mejorado y me quedan los mejores años por delante”, aseguró el belga tras su llegada.