La última jornada de la Champions League nos ha dejado grandes emociones, si bien ya se había definido a la mayoría de los calificados a la ronda de Octavos de Final, aún quedaban tres grupos, donde las cosas aún no estaban definidas.

Por un lado, estaba el Grupo B, donde el Barcelona de Valverde ya tenía definido su liderato, por lo que jugó con algunos suplentes en el Camp Nou ante Tottenham, quien dependía de sí mismo para pasar pero tenía que sacar la victoria en cancha blaugrana, ante una probable victoria de Inter en casa que se medía a un PSV Eindhoven eliminado, pero ansioso de sacar al menos una victoria de la honra.

Por otro lado, el grupo más dramático de la Champions y en el que los tres merecían calificar por sus grandes atributos, y si bien agradezco el dramatismo que se mantuvo hasta el final, me quedo disgustado por esa suerte que siempre favorece al Porto con grupos sencillos; y sí, me refiero al Grupo C, en el que hasta el Crvena Zvezda (Estrella Roja) alguna vez campeón de Europa peleó por un boleto hasta el final por la Europa League, mientras que PSG, Liverpool y Napoli se disputaban dos boletos para competir por la Orejona en finales, uno de los tres se iba a ir entre lágrimas a casa.

Además, Shakhtar Donetsk y Olympique Lyonnais luchaban por el último boleto con todo y lluvia de nieve en Kyiv, por su parte los franceses aún aspiraban al liderato con victoria y derrota de los ingleses ante Hoffenheim que les complicó un poco el partido al ponerse al frente, aunque finalmente sucumbieron ante el equipo de Guardiola.

Fue una última jornada en la que los suplentes del Real Madrid más Benzema y Courtois dejaban un mal sabor de boca al salir goleados en el Bernabéu, con un Isco que no luchó por llenarle el ojo a Solari.

Por otra parte, Bayern München tuvo un partidazo en la casa del Ajax (3-3), sin embargo, este equipo bávaro no es el aplastante de épocas pasadas, a pesar de quedarse con el liderato.

Finalmente, la Juventus con un Cristiano Ronaldo falto de puntería cayó derrotado al visitar a Young Boys; Roma pierde ante el Viktoria Plzen y Atlético de Madrid no puede mantener el liderato en Bélgica y lo dejó vacante a Borussia Dortmund, quien lo aprovechó muy bien.

Tras terminar la etapa de grupos, veamos quiénes son las decepciones. Aquí mis candidatos.

AS MÓNACO

La temporada pasada quedó con 80 puntos en la Ligue 1, sólo por detrás del PSG, a pesar de que se le han ido varias figuras, se me hace increíble que no hayan invertido de manera inteligente para reforzar al equipo.

Hoy también ocupa el segundo lugar en la Ligue 1, pero de abajo para arriba, es decir, es penúltimo y es claro candidato al descenso, mientras que en Champions League no ganó un solo partido, ni Europa League alcanzó en un grupo que, si bien Atlético y Dortmund lucían difíciles, pudo haberse colado a octavos, al menos quedar tercero en lugar de Club Brugge, pero ni eso consiguió.

VALENCIA

Juventus con la incorporación de Cristiano se percibía como imposible para el cuadro español, pero Manchester United con sus constantes pleitos de vestuario, su baja de juego e irregularidad eran un buen rival para Valencia.

Sin embargo, Valencia, hoy decimoquinto en España quedó eliminado desde la jornada anterior con ese gol de último minuto de Manchester United, una tremenda decepción para ese equipo que en la Liga Española vive de complicarle al Real Madrid y nada más, y a veces ni eso. Tremenda decepción.

SHAKHTAR DONETSK

El equipo ucraniano llegó al último partido con las esperanzas intactas, pues dependían de sí ante Olympique Lyonnais, pero sólo una victoria les servía y con el clima a su favor se pusieron en ventaja por medio de Moraes, pero Fekir acabaría todo al minuto 65, y aunque el Shakhtar peleó hasta el final, no pudo conseguir el boleto.

NAPOLI

Empató ambos duelos con París Saint-Germain y derrotó a Liverpool en una ocasión, llegó como líder invicto a la última jornada de la fase de grupos, sin embargo, el cuadro de Klopp se había reforzado fuertemente en verano al ver que en la campaña pasada les había alcanzado para la final y esta vez no iban a dejar escapar el pase a pesar de los errores de Mané, quien por poco le cuesta el pase a los «Reds».

A pesar de que Liverpool dominó gran parte del encuentro, Napoli tuvo las suyas, una la desperdició frente al arco Callejón y en la agonía del partido, Alisson Becker justificó los 70 millones de euros que se habían pagado por él y sacó un tiro a gol imposible para un guardameta normal, mientras Arkadiusz Milik se quedaba anonadado al ver que a pesar de su gran definición, el brasileño los sacaba de la competencia. Final dramático.

INTERNAZIONALE MILANO

Si bien, los favoritos eran Barcelona y Tottenham al inicio del torneo, Inter tuvo dos oportunidades para colarse a octavos; la primera fue contra el rival más directo, Tottenham, en Wembley, de donde se llevó una derrota por la mínima y que lo hacía depender de que no se consumara un milagro en el Camp Nou con una posible pero poco probable victoria que jamás llegaría de Tottenham, pero que sí sacó el empate gracias a Lucas Moura.

Por su parte, el Inter se vio abajo en su duelo con gol de Lozano y empató con el de siempre, Icardi, el boleto lo tenían en la mano, y una victoria lo hubiera asegurado, pero empató Tottenham en Barcelona y todo se complicó; ni Lautaro Martínez pudo meterla en la agonía del encuentro y lo que inicio en la última jornada como misión imposible para Tottenham, se convirtió en una pesadilla para Inter, quedando eliminado en el último encuentro.

CONCLUSIÓN: LA DECEPCIÓN

Descartemos a Napoli que tenía un grupo bastante difícil y con equipos mejor armados como Liverpool y PSG; Mónaco fue desarmado y ante el líder de la Bundesliga y el obligado a calificar por ser anfitrión de la final, se veía difícil para los de Thierry Henry con el descenso soplándole de cerca.

Shakhtar jugó de tú a tú ante Olympique Lyonnais y era un volado saber quién pasaría, mientras que Valencia se acerca mucho a ser la decepción porque Manchester United sí era un rival al cual le podían quitar el segundo boleto.

Finalmente, más allá del pésimo torneo de As Mónaco y de lo desastroso que fue Valencia al quedar eliminado en la penúltima jornada, me quedaré con Inter de Milan como decepción del torneo, ya que a pesar de que no dependía de sí mismo para calificar, tiene un gran plantel y era más fácil que le ganarán a PSV en el último partido a pesar del gran papel de los holandeses, era un regreso soñado para Inter a la Champions League y lo echaron a perder.

DECEPCIÓN: INTERNAZIONALE MILANO