Por un lado hablamos de un Barcelona que rompe récords en la Liga, con su racha de imbatibilidad y la posibilidad latente de terminar un torneo invicto, además de dominar a sus rivales -incluido Real Madrid- en los cruces donde se los ha topado. Pero pasa algo muy similar a lo acontecido en la Ligue 1, donde el PSG despedaza a sus rivales, pero sigue sin ser suficiente, sigue habiendo esa mancha llamada Champions League, que a final de cuentas, termina determinando los destinos de equipos de primera línea.

Le pese a quien le pese, lo visto en el Olímpico de Roma fue un accidente, una eliminación ante un rival sorpresivo, que si bien viene sucediendo en torneos consecutivos, no se esperaba que fuera así.

Dicha eliminación, ¿es suficiente para darle cuello a Valverde a pesar de que hagan el doblete?

Liga histórica

Al momento en que se escribe este texto, el Barcelona está a las puertas de una temporada histórica, a 5 fechas de culminar invicto -algo que parece imposible en tiempos modernos- y dominando el torneo de principio a fin en Liga, y recién habiendo levantado la Copa del Rey casi sin despeinarse.

Muchos dirán que ganar la liga sabe a poco y tienen razón, con un conjunto armado para levantarlo todo, el asunto es que estamos hablando de un logro que no se veía hace muchos muchos años, e incluso, si no terminan invictos, el récord que han logrado a estas altura (40 partidos sin derrota) es muy muy impresionante. ¿A caso eso no vale?

Mismo fracaso

Fracaso mayúsculo el de Champions League, con ventaja cómoda, y ante un rival un par de escalones inferior; No se le puede llamar de otra forma. Pero a ver, como dije, van tres eliminaciones consecutivas en esa instancia -ya están acostumbrados como diría Mou- de Cuartos de Final, entonces yo creo que no sólo es problema de Valverde, más bien, el Barcelona debería hacer un plan estructural para que sus jugadores importantes lleguen a tope a esta etapa de la temporada.

¿Rodará su cabeza?

Por cómo se mueven las aguas, comienzo a pensar que no lo van a mantener, y menos si no logra la temporada invicta, en pocas palabras, está a cualquier pretexto de que le den cuello.

Ahora, ¿sería la decisión correcta? Como ya mencioné, por supuesto que no, de menos le deberían dar la chance de acumular un segundo proceso, que los fichajes que trajo se concreten y por fin ver al equipo como lo ideó desde un principio. ¿Qué no se supone que el Barça se diferencia mucho del Real Madrid? Ah, pues echar a Valverde sería como emular a aquel Madrid que se cargó a Del Bosque por no ganar la Champions.

Si este proceso les ha dejado dos trofeos en la vitrina, por amor de dios, ¡no lo corten!