Tal parece que ver revertidas decisiones arbitrales en deportes como en la NFL gracias a la repetición en video, por fin ha ayudado a la FIFA a implementar el VAR (video assistant referee) o videoarbitraje; el primer experimento, el Mundialito de Clubes de 2016.

De haberse utilizado antes, “La Mano de Dios”, el error de Codesal en 1990 con un penal mal marcado en la final entre alemanes (favorecidos) y argentinos, el “Gol fantasma” de los ingleses ante Alemania en 66, hoy probablemente restaría Copas Mundiales a Argentina, Alemania e Inglaterra.

Pero nada podría hacer claramente ante las amenazas de muerte recibidas por los Italianos en el bicampeonato de los años 30’ o las amenazas de muerte que recibieron los argentinos en Uruguay 30, de las cuales Luis Monti, italo-argentino fue testigo en dos Mundiales consecutivos (Argentina en 1930, Italia en 1934).

En cuanto a clubes, el ejemplo más claro lo tenemos el fin de semana pasado, en el que fue mal anulado un gol a Bartra (Betis-Valencia), quien reclamó en redes sociales, aunque no hizo lo mismo cuando estaba en la banca del Barcelona, campeón de Champions en 2015, en aquel partido donde a Pogba (Juventus) no le marcan penal a favor y en la contra Neymar marca el 3-1; o el robo al Napoli, ante la Roma, favoreciendo a la Juventus, está temporada.

Está claro que de haberse usado antes, hoy Barcelona sólo tendría una Champions (Milan, Chelsea, Arsenal, Real Madrid, sus otras víctimas) y los merengues, diez, por aquel gol en fuera de juego ante Juventus en 1998 y la eliminatoria de cuartos ante Bayern München, la temporada pasada.

Por tal motivo, el sábado pasado la International Football Association Board (IFAB), en Zurich, ha autorizado su implementación en Rusia 2018, para que no les suceda lo que a Lampard en 2010 y el gol mal anulado ante Alemania, donde el fantasma del 66 pareció cobrar una migaja de revancha.

¿En qué consiste?

Es un sistema de cámaras donde las imágenes polémicas son evaluadas en una cabina con monitores por árbitros de FIFA, quienes determinan la decisión del árbitro central de un partido ayudando a una mayor justicia y equidad en la batalla sobre el césped.

Se prevé que para usar dicho sistema, se cuenten en el campo con 35 cámaras, para así facilitar la labor de los árbitros VAR (jueces en activo formados por FIFA), quienes siguen el partido por televisión, junto a otro juez que funge como asistente fuera del campo, dicho equipo comunica apoyado con la confirmación de la revisión de la jugada al central.

Cabe señalar, que el árbitro sólo puede pedir aclarar y hacer uso del VAR, si considera que haya una situación dentro del campo de juego que no haya podido apreciar.

Además, es importante decir que los árbitros deben tener un proceso de formación avalado por el IFAB, en el que los las simulaciones con el sistema y partidos amistosos serán de gran ayuda.

Sin embargo, sólo podrá usarse en cuatro casos en específico:

Goles: Será útil para saber si hubo o no gol, fuera de juego, si el balón salió o no del terreno de juego o si existió alguna falta para la consecución del mismo. Además, se mantendrá el Sistema de Detección Automática de Goles, para ayudar al VAR a ser eficaz.

Tarjetas Rojas: Se usará para ver si hubo o no falta y será usado sólo para tarjetas rojas directas, no para expulsión por segunda amarilla, lo cuál me hace ser suspicaz sobre el asunto.

Confusión de identidad: En caso de que el árbitro se haya confundido o no sepa la identidad de un jugador infractor en una acción polémica.

Penales: Determinará si hubo o no penal.

Ventajas

Gracias a las pruebas que ha observado FIFA en ligas tan importantes como la Serie A y la Bundesliga, el máximo organismo rector del fútbol mundial considera informar primero a los operadores de los videomarcadores y medios que transmitan el partido, así como la repetición para el público, una vez tomada la decisión por parte del árbitro central, lo cual me parece bastante aceptable.

Pero lo que más se busca, es favorecer un juego más justo, libre de suspicacias y trampas.

Desventajas

Aún hay mucho por mejorar y como principales ejemplos están el partido Schalke 04 vs Wolfsburg, donde gracias a su falta de ética, al ser hincha confesó de los de Gelsenkirchen, Hellmut Krug, jefe de proyectos y supervisor del VAR-Centre de Köln, fue expulsado por favorecer a Schalke con decisiones polémicas que perjudicaron a los “Lobos”.

En Italia, por ejemplo, hay casos en los que no se ha pitado un penal porque las imágenes tardaron mucho en llegar, mientras que en la misma liga, han solicitado el uso de tecnología 3D para situaciones de posible fuera de juego que sean muy justos, sin dejar escapar algunas apreciaciones arbitrales en la cabina del VAR o el tiempo que éste pudiera demorar.

Conclusiones

Si bien, en el fútbol americano resulta de gran ayuda la repetición de jugadas polémicas, tiene una gran ventaja con respecto al fútbol soccer, las pausas, que en el soccer no se pueden dar el lujo de permitirles tan seguido, ya que esto cortaría el ritmo de juego.

Además, no sólo hay que considerar el ritmo y la tecnología usada, sino la ética de quienes se encuentren en cabina o campo, para que esto sea una buena inversión económica y que así ayude a la transparencia y reputación del juego.

Finalmente, no sólo Alemania y Brasil, que a mí parecer junto con España y Francia son los grandes candidatos al título en Rusia 2018, deben estar pendientes de la actuación del VAR como apoyo al Fair Play, sino también los demás equipos participantes e incluso FIFA deberá evaluar cada contratiempo para mejorar la experiencia no sólo en tecnología, sino en reglamentación para el uso del mismo.

Dicho lo anterior, bienvenido sea el VAR en la próxima Copa del Mundo, que ayudará a brindar mayor justicia al fútbol en momentos clave, pero como dije, esperemos llegue mejor afinado.